Boletín de Angeles
Suscríbete! Todo lo que deseas saber sobre los ángeles, tarot, artículos, historias, vivencias angélicas







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 340 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA



ESCRIBIR A TUS GUÍAS PDF Imprimir E-mail
Escrito por SONIA CHOQUETTE   

Además de hablar con tus guías, puedes recurrir a otro método para comunicarte con ellos: a través de la escritura. En lugar de pronunciar verbalmente los mensajes que te transmiten, puedes escribir tus preguntas en un  diario o en una libreta y luego recibir sus respuestas por escrito. Los textos guiados funcionan muy bien porque descansan sobre un principio que ya he mencionado: tus manos son una conexión directa con tu corazón – el sitio donde tus guías hablan contigo.

COMO COMENZAR
Cuando te prepares para establecer contacto con tus guías, es mejor que elijas una hora determinada para poder relajarte sin sufrir ninguna interrupción. Dedícate a escribir únicamente en estas condiciones. Si tienes alguna pregunta o algún tema en mente antes de la sección, apuntalo en una pequeña libreta para recordarlo en tu próxima cita. (Sin embargo, no debes sorprenderte si cuando llega el momento de comunicarte con tus guías, ya has recibido una respuesta.) Cuando sea la hora de empezar, elige una habitación en la que puedas cerrar la puerta, desconectar el teléfono y disfruta  de la plana intimidad.

Observa que he hablado de intimidad y no de mantener en secreto… quiero destacar especialmente esa diferencia, pues muchos clientes me han comunicado que deben ocultar su voluntad de contactar con sus guías, ya que si sus allegados (por ejemplo, su esposa o familia) se enteraran  de lo que hacen, desaprobarían y censurarían  su comportamiento. Al contrario que con la intimidad-que es una opción positiva-, mantener en secreto esta actividad implica que te avergüenzas de lo que haces. Si insistes en contactar con tus guías de una forma indecisa y sigilosa, corres el riesgo de atraer entidades de baja vibración (o guías que no son muy elevados y, por lo tanto, no tienen mucho que ofrecerte) en lugares de seres de lata vibración que pueden ser de gran utilidad.

Conectarte con tu espíritu guía es un derecho como ser espiritual y cuando solicites su contribución para el enriquecimiento de tu alma no necesita la autorización de ninguna otra persona. Si estás trabajando para ponerte en contacto con tus guías y existe el riesgo de provocar reacciones negativas en otras personas, es recomendable que adoptes una actitud discreta para protegerte.

Una vez dicho esto, cuando te dispongas a practicar la escritura guiada por primera vez, es importante que manifiestes u intención de trabajar únicamente con seres espirituales de alto nivel. Una forma de hacerlo es pronunciar una breve oración pidiendo protección a tus ángeles, con el propósito de que solo entren en tu frecuencia los guías que poseen una vibración  elevada. También puedes encender una pequeña vela para inducir la luz de tu espíritu y tu intención de recibir consejos que apoyen el bien superior.

La primera pregunta que me formulan mis alumnos es que si deben escribir a mano o si pueden usar un ordenador. Por costumbre, siempre solía decirles que escribieran sobre el papel (porque es más orgánico e impide que el cerebro intervenga en el proceso) pero luego caí en la cuenta de que algunas  personas tienen dificultades para hacerlo. Entre ellas puedo citar a mi marido, Patrick, que se pone muy tenso porque tiene una horrible caligrafía, y a una de mis hijas, que sufre de dislexia y se confunde cuando intenta escribir a mano; ambos piensan que es mucho más sencillo trabajar con el ordenador. De manera que aunque sigo aconsejando a mis discípulos que, de ser posible, escriban a mano, también sugiero utilizar el ordenador cuando este método resulte incomodo o provoque estrés.

Cuando escribas a mano, tienes dos opciones: 1) usar la mano dominante para anotar la pregunta y la otra para la respuesta; 2) cambiar mentalmente el canal y usar la mano dominante para ambas anotaciones. (Como es obvio, si usas un ordenador utilizaras ambas manos para las preguntas y las respuestas.) A tus guías no les preocupa que método emplees, ya que de cualquier manera se manifestaran cada vez que los invoques. Procede de la forma que te resulte más cómoda y recuerda que, para que la información fluya libremente, la clave es escribir con rapidez.

En cuanto hayas manifestado tu intención de comunicarte con tus guías y estés preparado para iniciar el texto, preséntate y pide su ayuda del siguiente modo: <<Soy (tu nombre) y estoy pidiendo el apoyo y la asistencia de mis guías espirituales>>. Debes ser educado y respetuoso y no olvidar que solo quieres un consejo y no que modifiquen completamente tu vida. Enuncia tus preguntas de forma  adecuada y evita los del tipo: <<Debería…?>>. En su lugar puedes preguntar: <<¿Qué puede decirme sobre                              {rellenar el espacio en blanco}?>>. Acércate amablemente a tus guías y no los bombardees con demasiadas preguntas al mismo tiempo. En principio, limítate a preguntar tres o cuatro cosas y no te obsesiones con preguntas como <<Quién eres?>>,  porque los guías suelen responder en grupos cuando lo hacen por escrito.  Confía en haber invocado a los guías superiores y no pretendas saber nada más.

Tus demandas deben ser simples y directas. Tus asistentes están íntimamente conectados contigo, y las luchas y preocupaciones a las que te enfrentas son mucho más familiares para ellos de lo que te imaginas; por lo tanto, no hay necesidad de entrar en detalles. Por ejemplo, puedes escribir <<estoy luchando por encontrar un trabajo que me guste pero en este momento estoy bloqueado y me siento frustrado. ¿Qué puedes decirme sobre la naturaleza de mis bloqueos y cuáles son los pasos que debo dar para salir adelante>>. (Los guías son muy listos; fíate de ellos y de su capacidad para leer entre líneas.) Después de escribir tu pregunta, haz una pausa manteniendo el bolígrafo en  alto, abre tu corazón e intenta escuchar en tu interior. Confía en tu cuerpo, relájate y luego, en cuanto sientas la necesidad de escribir, sujeta con suavidad el bolígrafo ponte a la tarea.

Tus guías te ayudaran a volcar sus consejos en el papel, de manera que no te preocupes si tienes la sensación de que se han apropiado de tu mano. En algunas oportunidades mis guías se mostraron tan entusiastas y yo estaba tan abierta que sentí como si una fuerza enorme se hubiera apoderado de mí. Pero lo habitual es que la necesidad de escribir sea muy sutil (al menos al principio); por tanto, en cuanto sientas la necesidad de hacerlo, deja que las palabras fluyan sobre el papel. Puede suceder que solo escribas unas cuantas líneas o que llenes unas cuantas páginas, eso dependerá de la receptivo y sereno  que te encuentres en el momento. Si estas abierto a la introspección y deseoso de evolucionar, escribirás en el papel un gran caudal de información.

El contenido del texto te hará saber que estas recibiendo apoyo de tus guías-aunque el mensaje sea sutil- y cuando apuntes ideas que han cruzado fugazmente por tu mente, su vibración resonará como una ayuda. Por otro lado, si recibes alguna indicación  que te hace sentir incomodo, tira el papel o quémalo: es muy probable que una entidad de baja vibración se haya colocado en tu referencia, ofreciendo una opinión que no te será de ninguna ayuda. Considéralo un mal consejo o ignóralo.

Para tener éxito con la escritura guiada, debes ser metódico pero no obsesivo. Comunícate con tus guías una vez al día, si lo deseas, pero no pases más de media hora practicando este ejercicio. Es mejor recibir ayuda en pequeñas dosis para poder habituarse a ella. Saboréala; reflexiona; evalúa si te infunde serenidad, si te conecta con la tierra y si te hace sentir optimista, y luego comunícasela a tu espíritu para que haga el análisis final.  Una clienta llamada Bernice usa el  método del bolígrafo y el papel para poder resolver su problema de sobrepeso. Su pregunta fue muy simple: <<¿porque estoy gorda y que puedo hacer para adelgazar?>>. Luego se sentó a esperar en silencio, preparada para recibir información. Después de treinta segundo tuvo el impulso de escribir, y sintió que los guías le dictaban la respuesta a tal velocidad que casi no tenía tiempo de anotarla.

Al principio Bercice escribió que en una vida pasada había sido una princesa polinesia y que su peso era una gran fuente de poder y orgullo; muchas de las personas de su entorno amaban  y respetaban su corpulencia por ser un símbolo de gran prosperidad. Ahora había perdido esa atención especial y añoraba que la gente la admirara otra vez-este era el motivo por el cual se había sentido reacia a deshacerse de los kilos que le sobraban. A continuación, cambio de canal y el tono de la escritura se modificó. Anoto que sus niveles de insulina eran demasiado elevados y que una dieta vegetariana con comidas frugales y frecuentes sería muy adecuada para calamar su sistema nervioso.

Su escritura paso a otro registro una vez más y Bernice apunto que durante toda su infancia la habían querido y alabado por ser una <<niña buena>>, un elogio que se había ganado porque siempre dejaba los platos limpios gracias a su excelente apetito. El texto finalizaba diciendo que conseguiría liberarse del exceso de peso cuando dejara de vivir pendiente de la aprobación  de los demás.  Al leer lo que había escrito, Bernice se quedó pasmada ante la información recibida, pues jamás se le hubiese ocurrido algo semejante; no obstante, aun  nivel más profundo y orgánico sintió que el mensaje era correcto y lo utilizo para introducir cambios positivos en su vida. En primer lugar, se sometió a una prueba para comprobar sus niveles de insulina, que resultaron peligrosamente altos-tal como le habían indicado sus guías-. En cuanto a la dieta vegetariana, su reacción inicial fue burlarse de la sugerencia y rechazarla, pues era la típica consumidora de carne del medio oeste; sin embargo, como casi siempre se sentía aletargada, al cabo de cierto tiempo decidió intentarlo… en los cuatro meses siguientes perdió veinticuatro kilos.

Finalmente, como deseaba ganarse el reconocimiento del resto de las personas por algo que no fuera comer, se apuntó al coro de la iglesia, donde su hermosa voz le dio la oportunidad de cantar solos y le permitió mostrar su talento en público. Cuando le pregunte que pensaba  sobre el tema de las vidas anteriores, respondió: <<Bueno, quien sabe… estoy perdiendo peso, ¡de manera que no estoy dispuesta a cuestionarlas!>>. Otro de mis clientes. Tim, aprendió que no existen límites para la ayuda que se puede recibir a través de la escritura cuando, después de haberla practicado durante algunas semanas, se dedicó por entero a la novela que hacía mucho tiempo deseaba escribir. 

Otro cliente, Mitch, consulto a sus guías sobre su vida afectiva y la respuesta fue tienda de bocadillos. La descarto y la arrojo a la papelera por considerarla absurda. Tres semanas más tarde, su compañero de trabajo lo invito a salir a almorzar, diciéndole: <<Acaban de abrir una tienda de bocadillos a dos calles de aquí>>. Sin atar cabos, Mitch salió a almorzar con su compañero y en cuanto entro en el establecimiento, se sintió atraído por la empleada que, a su vez, también pareció fijarse en él. Intercambiaron miradas y mientras le entregaba la bandeja con el almuerzo, ella le dijo: <<Si estas libre esta tarde, cerramos a las cinco>>. En aquella primera ocasión salieron juntos a tomar una copa, pero no fue hasta la tercera cita cuando a Mitch se le ocurrió que posiblemente habrían sido sus guías quienes lo habían conducido hasta aquella tienda. Esa noche, antes de irse a dormir, recordó lo que había escrito y de inmediato se disculpó  con sus guías y les agradeció su consejo. 

   
 

 


Banner