Boletín de Angeles
Suscríbete! Todo lo que deseas saber sobre los ángeles, tarot, artículos, historias, vivencias angélicas







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 455 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA



EL ARCÁNGEL RAGUEL NOS ENSEÑA LA LEY DE LAS DECISIONES PDF Imprimir E-mail
Escrito por MARIA ELVIRA POMBO MARCHAND   

El arcángel Raguel tienen una aura de color azul pálido y su nombre quiere decir “amigo de Dios”. Según la tradición este arcángel es como un amoroso mágico supervisor de los otros arcángeles y Ángeles para ayudar a que trabajen en armonía cumpliendo el plan Divino de Dios.

Este maravilloso ser es considerado el “embajador del equilibrio, la armonía y la integridad”. Raguel, me enseño que ser integro es alinear el pensamiento con la intención del amor, generando así unidad y coherencia entre actitudes, creencias, pensamientos y palabras. Al trabajar con su luz, nos empoderamos, tenemos claridad que nos permite tomar decisiones con equilibrio. 

Cuando sentimos que es hora de tomar  decisiones o nos vemos enfrentados a ellas, ya que aportan claridad y empoderamiento. Es importante saber que el poder que aporta el arcángel Raguel es aquel que viene del amor, es decir, de buscar el bien común y no la superioridad. De su mano encontramos soluciones creativas a los conflictos y diferencia de opiniones. Raguel nos alinea con nuestra esencia integra para que nuestras decisiones nos acerquen al siguiente paso en nuestra misión.

Al hacer esto, es más fácil “pensar con  el corazón” y así dejarse guiar por la sabiduría interior, que es nuestra mejor consejera. También trabaja de la mano con el arcángel Uriel para ayudar a poner orden en el Parente caos. Raguel nos guiara para ver con otra perspectiva los momentos que consideramos difíciles para aprovecharlos utilizando como herramienta las leyes universales de la Energía.

Otras de sus funciones es ayudar a sanar relaciones llenando de perdón, paz y calma a las personas para encontrar soluciones. También puede ayudarte a atraer amistades que generen felicidad y con temas en común. Raguel no invita a incluirlo en nuestras meditaciones pidiéndoles sencillamente: “Arcángel Raguel, por favor ayúdame  a sanar cualquier relación que lo necesite y lléname del discernimiento necesario para alejarme de las que cumplieron su misión en la vida”.

LEY DE LAS DECISIONES

La ley de las decisiones dice: “no hay decisiones equivocadas.  Las decisiones se toman con la intención”. Una vez decidan con certeza su realidad se organiza alrededor de esta nueva decisión. Sin embargo, es importante ser íntegros, es decir, alinear los pensamientos, palabras, acciones y actitudes con la intención, puesto que si pensamos o nos sentimos de una forma, pero actuamos de otra, la energía se bloquea.

La palabra decisión suele asustar, pues es algo que por definición implica que estamos perdiendo o arriesgando un bienestar, cuando en realidad es una oportunidad. Es curioso pero en nuestra cultura la palabra decisión viene atada a la duda. Si una acción se da sin duda se llama “hacer” o “actuar” y si se presta con duda es “decidir”. Así cuando hablamos de que tenemos que tomar decisiones quiere decir que en nosotros hay una duda o un miedo. Si no existen estas emociones, solo es algo que “hacemos”.Tanto es así que el  diccionario define la palabra decisión como: “resolución o determinación acerca de algo dudoso”. Sabemos que la duda es miedo a sufrir o a equivocarse. En resumen miedo a perder. Si repasamos las leyes universales de la Energía, sabemos que todo pasa por algo, en la vida nunca perdemos. Los invito a vivir la toma de decisiones con entusiasmo y certeza, pues sabemos que TODO ESTA EN ORDEN.

Las decisiones nos llevan por dos caminos: a un bienestar u oportunidad o a un aprendizaje. Los dos son necesarios. Aunque puedan asustar el hecho de que conduzcan a aprendizajes, recuerden que venimos a aprender y de todas formas lo vamos a hacer, por lo tanto abrirse  a ellos y hacerlo rápido es maravilloso. ¡Cada aprendizaje nos genera libertad pues elimina un miedo! Los Ángeles me han enseñado que decidir es avanzar hacia el siguiente paso en nuestra misión.

Para tomar decisiones, debemos empezar cambiando la angustia por emoción. Por difícil que sea, cuando nos enfrentamos a una decisión siempre es porque algo mejor está esperando. Como dije anteriormente, esto puede ser un nuevo camino a un aprendizaje que nos da  claridad  y abre oportunidades. Los Ángeles conocen la magia de  decidir y por eso son enfáticos al enseñarnos acerca de la forma de tomarlas.

Nuestra vida es el resultado de las decisiones que tómanos, por lo tanto es un proceso que fluye cuando lo entendemos, aceptamos y aprovechamos. Es aún más maravilloso cuando se es consciente del apoyo de los seres de luz y las Leyes Universales. Esta no quiere decir que no sintamos angustia o ansiedad con un tema. Es normal. La recomendación es sentir pero actuar, pensar y creer de acuerdo a las Leyes Universales de la Energía.

Para empezar partamos de la base de que no nos podemos equivocar, cualquier decisión que tomemos es un paso hacia adelante, así las cosas salgan distintos a lo que esperábamos. Paralizarse o dejar de decidir por miedo atrae un aprendizaje, el cual mientras más tiempo pase más grande será. Decidir es enfrentar un miedo. Postergar una decisión no evita tener que tomarla.

Un ingrediente clave en la toma de decisiones es el momento del tiempo o momento oportuno. Las circunstancias pueden cambiar de un día para otro. Con nueva información o situación, las decisiones cambian. Los Ángeles me lo enseñaron con un ejemplo sencillo: “decidir con miedo o afán es como comprar una camisa y que al día siguiente se encuentre en descuento del 50%”. Por eso, no hacer nada o esperar también es una decisión. Hay dos formas de no hacer nada o esperar: por miedo o por tranquilidad. Cuando es por miedo, ya saben que viene un aprendizaje; cuando es por tranquilidad es porque estamos esperando el mejor momento.

Si sentimos que no es momento para decidir y otras personas dependen de nosotros, debemos tener la valentía  y certeza para contestarles: “¡No sé qué voy hacer!” o “No estoy listo para tomar esa decisión”. ¡La presión de otros puede llevarnos a comprar la camisa sin descuento! Las respuestas están en ustedes, no en las opiniones o reacciones de los demás. La decisión oportuna beneficia  a todos los involucrados así no lo entiendan u  opinen distinto.
Desde mi experiencia personal y como terapeuta con Ángeles, el mejor consejo que les puedo dar es ver las decisiones como una aventura. Decidan con valentía y ábranse con entusiasmo al resultado. Hay formas maravillosas de encontrar sus sueños, y cada vez que deciden se están acercando. 


 
 

 


Banner