Boletín de Angeles
Suscríbete! Todo lo que deseas saber sobre los ángeles, tarot, artículos, historias, vivencias angélicas







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 479 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA



EMBARAZO PDF Imprimir E-mail
Escrito por DOREEN VIRTUE   

El periodo de gestación antes del nacimiento es crucial para la salud de la madre, y estamos prestando asistencia sin cesar a las madres del globo.

Únicamente, nos interesan las explosiones y la tensión en el interior de los corazones amorosos de las madres. Y vemos, entonces, esta plataforma como un  buen medio para entregarles la información que estamos esperando que se realice en los años venideros.

No hay un momento más crucial en la tierra que ahora. Tu planeta busca su balance y su ritmo,  y su movimiento está llegando a su vuelta final. Las implicaciones son bastante serias para los habitantes de este globo.

No obstante, los niños han elegido nacer como precursores de esta nueva era. Por esta razón, prestamos atención especial a los vientres  en los cuales se gestan sus cuerpos vivientes. Y e imploramos a quienes han decidido ser madres, que cuiden con especial atención sus vientres crecientes. 

Es cierto que la dieta, el aire fresco y el ejercicio son esenciales. Y además, el aire fresco en la forma de relajar sus pensamientos y alejarse de las preocupaciones  mundanas es aún más necesario. Pues, ¿Quién de entre ustedes necesita bienes materiales dispersos, cuando el propio equilibrio de la vida está en duda? Madres del globo, les imploramos, por lo tanto, que se cuestionen todas las razones de sus actividades mientras lleven en su interior este nuevo niño celestial ¿existen algunas posibilidad de que te escapes de tus angustias y tensiones aliviando tu carga? Pues, cada vez que dejas a un lado los asuntos materiales, y descansas de tus pesadas cargas, el cuerpo de tu hijo refleja esta luz radiante.

No has comprendido la profundidad de la  importancia de traer a salvo a estos niños, entonces, te recomendamos de nuevo tu misión de la naturaleza sagrada. Tu tiempo materno es mejor usado en contemplación de tu mundo interior, al girar de tu mundo externo para realizar este ajuste. No es un cochecito ni una cuna lo que necesita tu bebe en este mundo de la historia planetaria, sino guías, suave luz y dulce inocencia de ti, la madre del hijo terrenal de Dios.

No busques, entonces, un enfoque externo para tu hijo. La creatura no debe olvidar su llamado celestial, o no rezagaremos en marcha atrás esperando el regreso del niño al cielo. Recuerdo tu propia decisión de dar a luz este bebe, y usar este enfoque para marcar desde ahora, en la mente de tu bebe, su sagrada misión. No lances su mirada hacia la superficie de la tierra, sino más bien mantén sus ojos en dirección al cielo. Las lecciones con las cuales regresa tu hijo a la tierra vienen selladas bajo la llave de su alma, y tú, su fiel ayudante de vuelo en esta escritura sagrada y crucial, puedes ayudarlos  a revisarlas.

Tu hijo, en este momento planetario, no es tuyo, querida madre. Tu hijo pertenece a la Tierra. Deja entonces que tu hijo siga hacia delante, y activa su razón de estar aquí. Ora  y canta siempre por tu  hijo. Pídenos que lo rodeemos con nuestra gentil mirada. Llena sus sueños de ideas de regresar a su estado de gracia siempre presente. Y no te interpongas entre el cielo y la tierra con tu hijo, o te perderás  de tu salvador terrenal, el cual posee riquezas para guiar el planeta.

Qué fácil es toda esta revelación, pues con este sencillo recordatorio, las madres pueden prestar atención a la misión de sus hijos para este planeta. El  momento es ahora, y tú que llevas la naturaleza materna en tu vientre, seguramente estarás de acuerdo en que siempre lo has sabido.
 

 


Banner