Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.





Encuesta
Alguna vez haz comprado por internet?
 


Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 380 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


RELACIÓN ENTRE LAS EMOCIONES, LOS ÓRGANOS, LA ENFERMEDAD Y EL CÁNCER PDF Imprimir E-mail
Escrito por MILTON INSIGNARES   

Extraído del libro Conócete y Cambia a través de la Enfermedad

Las emociones, los Órganos y la enfermedad tienen una gran importancia dentro de los procesos de curación y sanación del ser humano.

El Doctor Ryke Geerd Hammer tiene una tesis bien fundamentada sobre cómo afectan las emociones a nuestros órganos con las siete leyes férreas del cáncer y los postulados de la nueva medicina. El establece una relación entre la parte psíquica, el cerebro y los órganos. Nos comenta en uno de los apartes de su libro La Nueva Medicina que desde miles de años, la humanidad ha experimentado en definitiva, que todas las enfermedades tienen un origen psíquico, lo cual es ya una verdad científica, sólidamente establecida en el patrimonio del conocimiento universal.

Contando con una cantidad impresionante de más de veinticinco mil pacientes diagnosticados y en donde comprueba cómo las emociones y las alteraciones sicológicas afectan la parte electrofisiológica cerebral y por ende donde haya sido el conflicto o el daño de acuerdo a las capas embrionarias, se manifestará en un órgano específico. El principal postulado del doctor Hammer en su ley férrea del cáncer reza de la siguiente manera. “Golpe traumático que te coge o te pilla en contrapié y se vive en total aislamiento, produciendo una ruptura de la parte electrofisiológica del cerebro y que se manifestara en algún órgano”.

Vivimos en una sociedad Carcinogénica; constantemente estamos expuestos a través de la polución del medio ambiente, los estados de estrés, los malos hábitos de vida, y a todo una serie de condicionantes que vulneran nuestros sistemas.

Existe un orden intrínseco, una autorregulación, un intercontrol que es coordinado por un centro de comando: nuestro cerebro. Esta organización compleja de facultades de células, estructuras, sistemas y cuerpo, tiene como base para su buen funcionamiento que todos trabajen para un bien común y participen el uno con el otro. Pero lo que sucede hoy en día es que todo ese organigrama se ha venido a menos y cada uno quiere trabajar por su lado porque ya no aguanta más tanta agresión, maltrato y violencia.

Las células tiene como referente al núcleo como el gran coordinador, las células en general trabajan con un órgano, éste con un sistema y los sistemas con nuestro cuerpo. Depende de la información que estén recibiendo en el orden jerárquico así mismo repercutirá para que las cosas funcionen. Si se rompe la parte asociativa y el todo se resquebraja por el caos que se está generando, llega el momento en que se pierde la direccionabilidad y las células comienzan a actuar cada una por su lado desobedeciendo las reglas internas, biológicas, químicas, físicas, fisiológicas, etc.

Vemos como cada vez más se presentan patologías cancerígenas en donde las células activan los procesos de división celular, que no las conduce a ninguna parte y que únicamente las lleva a la destrucción de sí misma y a la muerte.

He participado en los procesos de sanación de varios pacientes con cáncer con resultados excelentes después de ayudarlos a reequilibrar su parte mental y emocional, complementándola con una dieta alimenticia natural con base en jugo de verduras verdes, alcalinizándolos, sin carnes, con mucha agua, vitaminas y minerales complementarios, con técnicas de relajación, la oración, incrementándoles su autoestima, con terapias de perdón y programación neurolingüística.

En una conferencia que asistí en relación con el virus VIH y el SIDA con el Dr. Alberto Giraldo le escuche una teoría que aclaro mis conceptos con respecto a esta enfermedad.

SIDA significa síndrome de inmuno deficiencia adquirida, pero adquirida porque? Porque el organismo ya no puede más, ante tanta agresión y ante tanto abuso por parte del ser humano. Cuando no valoramos nuestro cuerpo y no lo respetamos agrediéndolo constantemente, ya sea con mala alimentación, fármacos, alcoholismo, drogadicción, abuso del sexo, trasnochos, exposición a aparatos electromagnéticos, computadores, transformadores, antenas parabólicas, cableado de alta tensión, corrientes telúricas y además no se hace ejercicios, se tienen pensamientos negativos, la polución y el exceso de estrés cansan y agotan los mecanismos más elementales para defendernos.

Lo primero que hacemos es reconocer dónde hubo la trasgresión, se rompió con el orden natural, con la bioinformación fisiológica, bioquímica, biológica y física (energética). Hay que analizar dónde pudo estar la falla, la causa o las causas. Muchas veces por la soberbia, por el orgullo nos volvemos ciegos o sordos y no sabemos interpretar lo que nos está diciendo la enfermedad. Empezamos a buscar culpables por todas partes y el resentimiento se incrementa convirtiendo toda la reflexión en un círculo vicioso. Tenemos que analizar de una manera tranquila dónde estuvo o está la equivocación, qué escuadra no hicimos y nos volamos y con toda humildad reconocer donde está el error. Hay que aprender aceptar que nos faltó preparación y manejo en nuestra vida y de aquí en adelante tomar una decisión de cambio en todos los sentidos para poder volver a recobrar el camino en la dirección correcta.



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner