Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.





Encuesta
Alguna vez haz comprado por internet?
 


Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 546 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


PERDIDA DEL APETITO SEXUAL O LIBIDO PDF Imprimir E-mail
Escrito por ALEJANDRO SEGEBRE   

Es lo que comúnmente se conoce como apatía sexual o pérdida del deseo o ganas de tener relaciones sexuales. Dicho en otras palabras, es la perdida de esa cosquilla que sienten muchas personas allá abajo.

Este problema se puede presentar en hombres y mujeres y se le puede llamar impotencia sexual de una manera más generalizada ya que si un hombre no tiene la capacidad de tener una erección no significa que tiene pérdida del apetito sexual.

No hay que confundir entonces dificultad en la erección con  la pérdida del apetito sexual  ya que la erección del pene tiene que ver más con la llegada del flujo de sangre a sus cuerpos cavernosos que con el apetito sexual. El apetito sexual tiene que ver realmente con los niveles de hormonas sexuales (testosterona en hombres y estrógenos en mujer).

La pérdida del apetito sexual está más relacionada con las hormonas sexuales que se producen principalmente en las gónadas (testículo y ovario)  y en las  glándulas suprarrenales localizadas encima de los riñones.

Las glándulas suprarrenales se encuentran encima de los riñones,  los cuales son considerados el padre del apetito sexual y la fertilidad, y es la madre de todos los órganos, es decir, ellos son el fogón que calienta todo nuestro cuerpo, por lo tanto le dan origen a esa energía vital con que nacemos.

La energía de los riñones tiene que estar funcionando  al máximo y se debilita principalmente con los embarazos, la eyaculación, mala nutrición y malos hábitos de vida (alcohol y tabaquismo). La energía renal es como una cuenta de banco la cual se nos entrega con 1,000 millones y de nosotros depende que esta suba o baje.

Sabemos que existen muchos factores que disminuyen o pueden afectar de manera temporal nuestro apetito sexual como cansancio, stress, mucho trabajo, mala nutrición, alcohol, cigarrillo, obesidad, diabetes, falta de zinc, desbalance hormonal, falta de sueño, exceso de preocupaciones, perdida del interés, adicción a las drogas, depresión, enojo suprimido, hipoglicemia, exceso de ejercicio y sedentarismo entre otros.

Síntomas de energía renal baja: perdida de la memoria, concentración, aprendizaje e  inteligencia. Dolores articulares, dolores en piernas, rodillas, y región lumbar, frialdad en pies y manos, intolerancia al frio, libido baja, infertilidad, esterilidad, perdida del deseo sexual, impotencia, asma, falta de energía, zumbido en el oído (tinitus) fiebre,  boca y faringe seca, mareo, sudoración espontanea, irregularidades menstruales, levantarse a orinar  con frecuencia en las noches.   

 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner