Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.





Encuesta
Alguna vez haz comprado por internet?
 


Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 498 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


EL INGREDIENTE EMOCIONAL DE LOS ANTOJOS PDF Imprimir E-mail
Escrito por DOREEN VIRTUE   

Tomado del Libro Constant Craving

Cuáles son tus antojos? Siempre se te antoja lo mismo? Salado o dulce? Crocante o suave?

Los antojos de algunas personas son constantes, por ejemplo, siempre les provoca comer helado. Otras personas les gustan las chucherías, una semana, postres la otra. Ninguno de estos antojos son por accidente o coincidencia. Si hay un componente emocional en ti que no has analizado, tu antojo se vuelve una constante. Si el aspecto emocional que te afecta cambia, cambian tus antojos también. Lo importante que hay que mirar entre tus antojos constantes y los cambiantes es que hay un aspecto emocional tuyo que esta rogándote que le prestes atención.

Al hablar de “aspecto emocional” no necesariamente hablamos de algo profundo que requiere terapia. Los antojos generalmente provienen de necesidades básicas no satisfechas como diversión, alegría, amor; aspectos considerados como normales y que están dentro de nuestro control.

Diferentes estudios confirmar lo que muchos de nosotros sabemos por experiencia propia: las personas con sobrepeso y que hacen dietas extremas usan la comida para sedar sus problemas emocionales. Por ejemplo:

-    Un estudio confirma que la gente con sobrepeso reporta que come más que las personas delgadas o con peso normal, cuando están ansiosos o deprimidos. De hecho, entre mas sobrepeso hay, es más probable que la persona se sobrealimente emocionalmente. 

-    Otro estudio siquiátrico diagnosticó a 54 pacientes obesos, miembros de un programa de sobrepeso. La mayoría de los 54 pacientes, mostró que la tendencia a sufrir de depresión y otros desórdenes del estado de ánimo era 5 veces mayor que aquellas personas con peso normal.

-    Los comedores compulsivos dicen que algunas veces sus vidas son más estresantes que las de otras personas. Un particular estudio soporta esta queja. Los investigadores compararon la cantidad de eventos estresantes que vive un adolescente comedor compulsivo con los que vive un adolescente que come normal. Los compulsivos tuvieron 250 veces mas eventos estresantes que los adolescentes normales.

-    Un estudio realizado en un colegio femenino demostró que los comedores compulsivos comen más durante una semana de exámenes, en contraste con los chicos normales que comen menos durante la misma semana.

Este resumen de estudios es una confirmación para cualquiera que luche con los antojos de comida siempre que se siente solo, triste o aburrido. Si esto aplica para ti, debes saber que definitivamente no estas solo, y hay una manera de salir.

Los aspectos emocionales conectados con los antojos de comida usualmente están en alguna de estas categorías:

MIEDO: inseguridad, caminar en cascaras de huevo, miedos generalizados, miedo al abandono, miedos existenciales, deseos de control, miedos sexuales, ansiedad, depresión, miedos a la intimidad.

IRA O RABIA: hacia otra persona, hacia una injusticia, hacia uno mismo, sentirse engañado, sentirse despojado, sentirse abusado.

TENSION: estrés, frustración, rabia vieja que se ha vuelto amargura o resentimiento, celos, impaciencia, exceso de trabajo sin descanso o diversión.

VERGÜENZA: auto-culpa, baja autoestima, odio hacia uno mismo, falta de confianza en uno mismo, asumir que los otros no gustan de uno, sentirse menos que otros, sentir que no se merece nada bueno.

Miedo, tensión, ira y vergüenza son los principales detonantes del comer por emoción. El miedo es la raíz emocional de estos detonantes. Sentimos ira porque tenemos miedo de perder el amor en forma de algo o alguien valioso para nosotros, sentimos tensión porque tenemos temor de confiar o porque nos hemos alejado de nuestro propósito de vida, sentimos vergüenza porque tememos ser inadecuados.

Es importante ser honestos con nosotros mismos sobre nuestras emociones. Es necesario que enfrentemos nuestras emociones y luego sigamos con nuestras vidas. No es recomendable sobreevaluar nuestra vida y vernos como víctimas. Pero si es cierto que la fuente de mucho de nuestro dolor emocional es el no ser capaces de enfrentar una emoción que no nos gusta. Nadie disfruta admitir “me siento inseguro” pero la alternativa de no admitirlo es mucho peor.

Cuando negamos nuestras emociones estas se vuelven más fuertes. A medida que ganan fuerza se manifiestan en diferentes maneras incluyendo los antojos por comida, enfermedades, depresión, ansiedad, fobias, desordenes del sueno, etc.

GRUPOS DE ANTOJOS:

Nuestros cuerpos, mentes y emociones son maravillosas creaciones complejas, y nuestro apetito no es la excepción. Hay fascinantes razones por las cuales tú experimentas hambre emocional. No hay accidentes o coincidencias cuando se trata de antojos por comida.

Estas son las categorías más comunes de antojos durante el hambre emocional. Para algunas personas, los antojos han sido consistentes a lo largo de sus vidas, por ejemplo, siempre se le antojan los dulces. Otras personas pasan por fases. Un mes se les antoja hamburguesa y al mes siguientes chocolates. Muchas mujeres se antojan de carbohidratos como el pan, las papitas de sobre, nueces, alcohol y chocolate durante su periodo menstrual:

1.    Chocolate. Brownies, tortas, cereal, galletas, helado, malteadas, salsas, barras, etc.
2.    Lácteos. Queso, mantequilla, queso crema, helado, mayonesa, leche, salsas blancas, crema de leche, etc.
3.    Nueces y meriendas crocantes. Galletas, aros de cebolla, crotones, pan tostado, helado en conos, mantequilla de maní, crispetas, etc.
4.    Líquidos. Alcohol, café, coca cola.
5.    Comida alta en grasa. Hamburguesas, papitas fritas
6.    Comida picante o muy sazonada. Comida mexicana, italiana, thai, pepinillos, jalapeños, carnes ahumadas, condimentos picantes, pimienta, curry, ajo, etc
7.    Pan y productos de panadería. Crepes, pancakes, arroz, wafles, panes.
8.    Galletas, tortas y pies.
9.    Dulces. Todo tipo de dulces que no tengan chocolate, dulces saborizados, chicle, etc.
10.    Frutas, vegetales y ensaladas. Jugos, purés, mermeladas, ensaladas, frutas y vegetales.

 

Hay otros aspectos importantes a tomar en cuenta cuando hablamos de antojos:

La textura de la comida. Es crocante? Es cremoso? Es suave? Cada variación en la textura de la comida significa un deseo emocional oculto. Aquellos que se antojan de comida crocante andan buscando una fuente de alivio para uno de los dos sentimientos principales, ira y tensión. Las variaciones de estas emociones, llevan a los antojos de comida crocante como frustración, ira, estrés o resentimiento. Aquellos que optan por lo cremoso, o texturas suaves en las comidas están luchando con miedo y vergüenza, y están buscando confort y tranquilidad. Variaciones de estos sentimientos incluyen ansiedad, inseguridad, desconcierto. Los antojos masticables (caramelo, pizza con mucho queso, etc.) son signo de una combinación de sentimientos. Estos pueden incluir miedo mezclado con ira o tensión mezclado con vergüenza.

El olor de la comida. La capacidad del ser humano de detectar el olor es fenomenal. Nosotros podemos detectar un cambio microscópico en el olor de nuestro ambiente y es tan sensitivo nuestro olfato como una alarma detectora de humo. Nuestro sentido del olfato definitivamente afecta nuestro apetito y antojos. Probablemente has experimentado que tu apetito desaparece cuando se te tapa la nariz durante una gripa. Parte del placer de comer es el disfrute de los delicados aromas de la comida.

INGREDIENTE EMOCIONAL POR GRUPOS DE ALIMENTOS QUE MÁS SE NOS ANTOJAN

Aquí tenemos las emociones que queremos acallar cuando se nos antojan los siguientes alimentos:

1.    Chocolate: Deseo de amor, intimidad y romance. Es el perfecto antidepresivo para un enfermo de amor. La textura puede ser cremosa, si lo que necesitas es confort y crocante si estas enojada por tu vida amorosa.

2.    Lácteos: Antidepresivos sin prescripción.

3.    Meriendas saladas y crocantes: Estrés, ira y ansiedad.

4.    Comida Picante: necesidad de emoción, pasión o entusiasmo.

5.    Líquidos: Los principales antojos líquidos son gaseosas (el estimulante favorito para los comedores compulsivos crónicos), café (trata de darle vigor a un caballo cansado) y alcohol (en dosis bajas actúa como estimulante pero en grandes cantidades tiende a volverte depresivo). Altos y bajos ciclos de energía. 

6.    Frutos secos y mantequilla de maní. Necesidad de diversión, alegría. Los frutos secos altos en grasa, enmascaran sentimientos de vacío, soledad, descontento. Los crocantes son los preferidos de los que se sientes frustrados en su trabajo. Los dulces ayudan a incrementar la energía y a sobrevivir sin diversión.

7.    Panes, arroz y pasta: Confort y tranquilidad. Los preferidos de los que viven estresados, tensos y con miedo.

8.    Galletas, tortas y pies: Antojos de abrazos, placer y seguridad.

9.    Dulces. Dulces para levantar la energía rápido, premios y entretenimiento.

10.    Alimentos altos en grasa: Llenando el vacío y la soledad.

Ahora, cuando llegue un antojo, antes de satisfacerlo con comida, puedes parar y preguntarte: Qué me está tratando de decir mi ser con este antojo? Qué es lo que realmente me hace falta?

Recuerda: El amor es el sentimiento que llena todos los vacíos y lo hace de verdad.
 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner