Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.





Encuesta
Alguna vez haz comprado por internet?
 


Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 531 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


LA ENFERMEDAD ES TU ALIADA: ESCUCHALA! PDF Imprimir E-mail
Escrito por Dr. Karmelo Bizkarra   

Te duele algo? Es posible que tu cuerpo esté enviándote una señal para que revises alguna emoción acumulada o reprimida: quizás la tristeza, la ira, el miedo, el desamor…

La enfermedad manifiesta con frecuencia lo no manifestado. Por eso hay que tratarla como una aliada. Aceptarla, escucharla y, sobre todo, cuidarse para curarse.
Las enfermedades pueden surgir por ahogo de la propia personalidad?
La enfermedad manifiesta con mucha frecuencia una crisis importante en la vida de la persona. Por un lado manifiesta lo vivido: la forma de alimentación, el ritmo y el estilo de vida, la capacidad para expresar lo sentido o lo pensado…y aunque pueda parecer paradójico, puede también manifestar lo no vivido: los deseos no vividos, los anhelos no cumplidos, la palabra no dicha, la frustración no asumida, el desamor o el desencuentro afectivo no expresados. Como decía el Doctor William Osler: “Los órganos lloran las lágrimas que los ojos se niegan a derramar”
La enfermedad, con sus síntomas desagradables, nos empuja a modificar nuestro guión de vida o, en caso de que no pongamos remedio, puede incluso modificar nuestro destino.
Las emociones pueden modificar nuestro organismo?
Las emociones de miedo, angustia, desvalorización de uno mismo, rabia…tienden a disminuir nuestra capacidad respiratoria y a contraer los músculos del organismo en un bloqueo y tensión llamado acorazamiento. Cuando un niño se ve amenazado por la mano levantada de un adulto, corta la respiración y se encoge para defenderse de la posible agresión. Ante el amor, por el contrario, el cuerpo se ablanda, se esponja, se abre y respira profundamente.
Como nos afecta reprimir nuestras emociones?
La emoción que no es manifestada o que es reprimida en la expresión de la palabra o los gestos, es manifestada en forma de rigidez o contención corporal, o incluso en forma de enfermedad. Cuando quiero decir a alguien y no lo digo, aparece un nudo en la garganta y me “lo trago”, y si esa energía bloqueada o estancada no es puesta en movimiento se vuelve crónica y con el tiempo se puede somatizar en forma de un trastorno o un dolor en la zona.
Como se manifiesta en el cuerpo la tristeza?
La tristeza hace que el cuerpo se encoja, la cabeza cae hacia el suelo, la columna deja de estar derecha y se encoge, los pulmones dejan de inspirar y la persona respira al mínimo para no sentir. La tristeza afecta clásicamente a los pulmones. En la tristeza apenas se respira, los pulmones casi no airean y las mucosidades y las flemas se acumulan en su interior produciendo trastornos respiratorios, porque la persona no tiene con quién o no puede “des-ahogarse”.
Como afrontar la tristeza de una forma sana?
Cuando un ser querido se nos muere es humano sentir tristeza; si esa tristeza es expresada y compartida con otros, se va diluyendo. Por el contrario, cuando nos negamos a vivir la tristeza, ésta se enquista y lentamente se convierte en depresión. Tras la depresión, con frecuencia hay una tristeza no vivida, no expresada, no compartida. Un llanto a tiempo limpia el dolor del corazón y lo vuelve más capaz de seguir amando a los seres humanos que lo acompañan viajando en la nave tierra alrededor del sol.
Como se manifiesta la rabia en el cuerpo?
Con frecuencia la rabia no expresada hacia fuera se vuelve hacia dentro, hacia uno mismo. En el cuerpo, las principales zonas donde se congela son las mismas que se tensan cuando un perro defiende el territorio ante otro perro que intenta invadir su espacio. Un perro rabioso enseña la mandíbula y los dientes tensos, muestra la corva hacia arriba y mantiene las garras prestas para atacar. Los mismos puntos se tensan en nuestro cuerpo cuando surge la rabia y si no la expresamos. En estos lugares pueden aparecer bloqueos y enfermedades: problemas con la dentición, con la columna o enfermedades reumáticas en las piernas, en los pies, en los brazos o en las manos. Las enfermedades reumáticas, con frecuencia, manifiestan una inhibición o contención de la acción.
Que puede ocultar la ira?
La ira oculta con frecuencia la tristeza, y detrás de la tristeza muchas veces hay un gran dolor. Una persona puede estar triste y se mantiene de esta manera alejada de la ira. O una puede también centrarse en la ira para no bajar a la tristeza. Ira y tristeza no van al mismo tiempo, o alguien está triste o esta con ira, pero son como dos caras de la misma moneda. Cuando, ante situaciones de frustración o impotencia reaccionamos con ira, no estamos aceptando la situación, queremos que sea como la imaginamos, deseamos o necesitamos. Nos rebelamos desde la ira, la ira nos impide conectar con el dolor que despierta en nosotros lo vivido pero, al mismo tiempo, dado que la realidad es difícil de modificar, lo único que produce es daño a nosotros mismos. Una ira sin solución frecuentemente acaba en resentimiento profundo ante la vida.
Como afrontar la ira de una forma sana sin reprimirla?
Puede ser expresada en un medio terapéutico, encauzada hacia un acto creativo o expresivo, o dirigida hacia un deporte físico más o menos fuerte. Y a través del arte también se puede ayudar a sacar la ira que corroe. Un grito en medio de la naturaleza ayuda a descargar, o se puede golpear un colchón de la cama o los cojines. También se puede dejar sonar una música con ritmo fuerte para poder expresar con el cuerpo la ira enquistada en los músculos del cuerpo. Después la persona se sentirá mejor.
La alegría siempre es sana pero, y la euforia?
Es la alegría desmedida, la que se transforma en euforia, la que puede desequilibrarnos. En la euforia, la característica más importante es que “se pierde pie”, no se toca tierra. La euforia insana conseguida a través de uso de sustancias alucinógenas, puede alterar psicológica y emocionalmente a la persona. En los últimos años he conocido bastante gente que ha tenido crisis psicóticas por el uso y abuso de drogas. Y normalmente no hay marcha atrás posible, la alteración se vuelve crónica.
Como le afecta el sentimiento amoroso a nuestra salud?
El amor es la fuerza de unificación más poderosa de la naturaleza humana. El amor cura y restaura las heridas abiertas, es un bálsamo que anima a vivir a pesar de las grandes dificultades de la vida. Agustín de Hipona, al que luego llamaron San Agustín, dijo: “Ama y haz lo que quieras”. La alegría que vivimos cuando nos sentimos queridos ayuda a curar todas las enfermedades. Un niño que se siente amado, que siente que “el mundo es bueno”, se abre, se relaja y no tiene miedo.
Cuando alguien se siente amado es más difícil que enferme!!!


Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner