Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.





Encuesta
Alguna vez haz comprado por internet?
 


Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 394 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


LA VOZ PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por WATARU OHASHI   

Tomado del libro Cómo leer el cuerpo

En diagnosis oriental decimos que el corazón es el amo de la voz, con lo cual queremos decir que el corazón controla la voz. Todos sabemos esto en cierto grado. Cuando estamos enamorados, cantamos; cuando estamos contentos, canturreamos. Si bien estas son generalizaciones, podemos reconocer fácilmente que nuestras emociones tienen un enorme efecto en nuestra manera de modular la voz.

Según la medicina oriental, las emociones asociadas con el corazón son la alegría y la histeria: una positiva y la otra desequilibrada. La alegría de la voz se puede percibir como risa. La persona puede estar hablando de un tema muy vulgar, pero si su corazón es fuerte o dominante, podemos percibir un dinamismo dichoso en sus palabras, lo que indica una naturaleza feliz. En cuanto a reconocer histeria en la voz, no es necesario ser un diagnosticador oriental para hacerlo.


Así como el corazón es el amo de la voz, los riñones son sus raíces. Una voz que sale de los riñones, es decir de la parte inferior del cuerpo, es profunda y sonora. Una voz aguda, sobre todo en un hombre, indica cierto tipo de debilidad de los riñones. Compruebe con el resto de la cara, sobre todo la zona bajo los ojos, para ver cuál podría ser el problema de riñones.

La emoción asociada a los riñones es el temor. Muchas veces podemos percibir una emoción concreta en la voz: una voz medrosa o temblorosa. Escúchela para ver si hay un grado de temor. Una persona que habla con energía y franqueza, con confianza en la voz, tiene fuerte la energía del riñón. De vez en cuando se detecta una especie de acuosidad en la voz. Eso no se debe simplemente a la presencia de mucosidad, aunque también se puede encontrar eso. Lo que quiero decir con <acuosidad> es una voz débil que parece contener ciertas lágrimas, melancolía. La melancolía crónica suele estar causada por un desequilibrio en los riñones.

Escuche la dirección que toma la voz cuando habla la persona. ¿Baja mucho la voz, haciéndose menos emotiva y más grave, o sube, haciéndose más emotiva y descontrolada? ¿Permanece en un tono invariable, monótono? ¿O es irregular, con una serie de montes y valles? Esa tendencia le dirá mucho sobre el estado interior de la persona. Una gravedad que va hacia la aflicción revela un problema en los pulmones o el intestino grueso.

Los pulmones se consideran el portal de la voz, en el sentido de que proporcionan el aire necesario para que funcione la laringe. La emoción asociada con los pulmones es la aflicción. Se puede detectar fácilmente la aflicción como tristeza o dolor emocional profundo. La aflicción está estrechamente relacionada con la rabia; de hecho la aflicción da origen a la rabia en muchas personas. La rabia en la voz revela un desequilibrio en el hígado. Es muy fácil reconocer una voz enfadada; e inmediatamente se sabe que hay un problema hepático.

Cuando escuche una voz demasiado compasiva, una especie de deje <pobre de mí> o <pobre de ti>, deberá dudar de la fortaleza del bazo. Pregúntele a la persona si come mucha azúcar o bebe vino; estas dos cosas dañan el bazo. Esa persona deberá comer más calabazas y verduras redondas, como por ejemplo berenjenas y alimentos ricos en minerales; estos alimentos fortalecen el bazo.

La vida es energía. Sin ella nada se mueve, nada descansa. Sin energía, la materia es inanimada. Cuando vemos energía, vemos espíritu. Cada espíritu es una manifestación única del Gran Espíritu, Tao. Por lo tanto, no hemos de hacer juicios negativos de nadie. En su lugar, hemos de maravillarnos ante la infinita creatividad de Tao o Dios. En cuanto diagnosticadores orientales, nuestro único deseo es facilitar el movimiento de la energía dentro de nosotros mismos y de las personas con quienes nos encontramos; hacer avanzar nuestro ser interior, así como el ser interior de las personas que nos rodean. Al adquirir este maravilloso conocimiento, está en  nuestro poder servir a esa finalidad: mover la energía en la dirección en que realmente desea ir. ¡Qué fabulosa manera de vivir!
 

 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner