Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.





Encuesta
Alguna vez haz comprado por internet?
 


Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 368 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


EL CANCER SE ALIMENTA DE AZUCAR PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por ALEJANDRO SEGEBRE   

El azúcar industrial o refinada parece tan inofensivo  en la despensa  de su casa pero, la verdad es que es tan dañina que sirve como detonante de varios tipos de cáncer,  ya que es el alimento número 1 de las células cancerosas.

Cada vez que el cuerpo recibe 100 gramos de  azúcar,  el sistema inmunológico o de defensa contra las enfermedades disminuye su función hasta por 5 horas haciéndonos vulnerables a cualquier enfermedad.  El azúcar cuando entra al sistema digestivo se fermenta por acción de las bacterias y hongos presentes en los intestinos, produciendo como producto final: "acido láctico", y este a su vez se convierte en el hígado  en  un alcohol llamado acetaldehído.


Las células cancerosas nacen, crecen y se reproducen en un ambiente acido (PH acido). El acido tiene la capacidad de secar y hacer desaparecer el oxigeno.  Entonces, un ambiente acido es un ambiente sin oxigeno y a esto se le llama ambiente anaeróbico. El cáncer es una enfermedad anaeróbica. Entre más azúcar se consuma mas acido vas a producir y mas acida se va a volver tu sangre y tus tejidos y mucho más fácil te vas a enfermar. La falta de oxígeno a nivel celular  término conocido en medicina como hipoxia es la principal causa de cáncer;  descubrimiento  hecho por el médico alemán OTTO Wargburg quien  gano 2 premios nobel en 1931.  Además descubrió que las células cancerígenas utilizan el azúcar como carburante. 

Nuestros cuerpos poseen una gran cantidad de bacterias y hongos que viven, crecen y sobreviven en armonía cuando estamos comiendo y viviendo saludablemente. Pero pueden volverse altamente dañinos cuando el medio en donde viven se altera. Esa alteración de ese medio es creada por dietas altas en azúcar refinada, proteínas animales y grasas trans o hidrogenadas y además por el consumo de alimentación chatarra, alcohol, cigarrillo y por la destrucción de nuestra flora intestinal a causa del uso de antibióticos u otros medicamentos (quimioterapia).

Las bacterias y hongos que tenemos dentro del cuerpo se alimentan de la misma sustancia de la que se alimenta nuestro cerebro, el azúcar. Cuando ingerimos en exceso alimentos ricos en azúcar refinada (glucosa) también estamos alimentando en exceso a las bacterias y hongos las cuales crecen y se multiplican desproporcionadamente y esto provoca que el cerebro no reciba suficiente alimento y como el cerebro es quien manda, inmediatamente envía órdenes reclamando su ración y comienza así el círculo vicioso.

Al ingerir más azúcar, crece la provisión de la misma y con ella aumenta la multiplicación de bacterias, hongos y aumenta la producción de acido  y esa población  de bacterias y hongos en crecimiento reclama más alimentos y sentimos la necesidad de ingerir más y más azúcar.  Pero sucede que así como las bacterias y hongos obtienen su alimento de nuestra sangre, también en ella derraman sus desperdicios (toxinas) que hacen que el medio se vuelva cada vez mas acido y que con el tiempo llega a envenenar los tejidos.

Para poder procesar las toxinas y desechos, el hígado los convierte en alcohol (acido) y ese exceso de alcohol en nuestro cuerpo nos produce una sensación como la de estar borracho, mareado, desorientado, hiperactivo  y mentalmente confundido. La acumulación excesiva de bacterias y hongos hace que el potasio, magnesio y calcio disminuya en nuestro cuerpo con la consecuente acidificación de la sangre y  reducción de la energía celular, que provoca fatiga en exceso, hiperactividad, cansancio, migrañas, ansiedad,  reducción de la fuerza y claridad del pensamiento, quita el entusiasmo, la ambición,  y causa liberación de radicales libres los cuales aceleran el proceso de envejecimiento, produciendo enfermedades como  osteoporosis, depresión, hipertensión, diabetes, cataratas, arterioesclerosis y cáncer. 

La única manera  de revertir el cáncer y las demás enfermedades es eliminando el acido de nuestra sangre y tejidos, recuperando los minerales perdidos como calcio, magnesio, potasio y zinc, oxigenando nuestras células nuevamente y alcalinizando todo nuestro organismo. La alcalinización milagrosa de nuestra sangre se logra con el reino vegetal, en especial con los siguientes ingredientes: clorofila, enzimas, vitaminas, minerales,  antioxidantes, Lecitina, omega 3  y fibra.
 

 

 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner