Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.





Encuesta
Alguna vez haz comprado por internet?
 


Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 407 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


EL DINERO: QUIEN CAMBIA FELICIDAD POR DINERO NO PODRA CAMBIAR DINERO POR FELIDAD PDF Imprimir E-mail
Escrito por SANTIAGO ROJAS   

Como mucho de los agentes estresores, este tema puede ser visto como gran fuente de distres pocas veces logran compensar el eustrés que también genera. La mayoría de los seres humanos considera que si logra tener determinada cantidad de dinero, sentirás placer y gozo suficiente.

Sin embargo, en la práctica, no es así, dado que al llegar a cierto nivel no siempre se siente el eustres deseado, lo que lleva a buscar de nuevo, generalmente, sin éxito. Esta que en principio es bueno evita ser conformista y una vez alcanzada una meta iniciar otra como parte del desafío eustresante, por lo general, es vivido con más frustración que gozo,  producto de ambición egoísta que considera que la dicha esta en tener y poseer más, y no en las experiencias internas que el dinero no alcanza a comprar.  

El eustres que acompaña la consecución del dinero está en relación directa con el empleo que se le dé y nunca en su cantidad. La ambición desaforada, hija del deseo, nunca podrá ser colmada en su totalidad y siempre será fuente de distres. Es sano y saludable contar con el dinero para satisfacer las necesidades propias y de lo que se tiene a cargo y para gozar y disfrutar de placerse de manera proporcionada, cuando su adquisición es una justa recompensa al trabajo  de manera responsable y ética en el día a día, e incluso cuando por golpes del destino se recibe de manos de terceros, como por una herencia, por ejemplo, siempre y cuando no se infrinja las leyes.  Por años, he visto que para lograr el eustrés frente al dinero es ideal ver el proceso siguiendo el principio de la prosperidad.

PROSPERIDAD
Es  la capacidad de ser productivos de forma satisfactoria en todas las actividades de la vida. La abundancia es menos selectiva, ya que solo ansias tener y poseer en grado sumo, mientras que la prosperidad incluye poderlo gozar, desarrollar y cumplir también con los demás. Para esto, la prosperidad debe darse en todos los niveles de la vida, incluyendo el espiritual y no solo vista como la abundancia de posesiones materiales sin un entendimiento y uso responsable, y con la comprensión de que se es parte de una sociedad y de un planeta, así que se tienen que respetar  las reglas y los principios que lo rigen.

Para que haya prosperidad quiero recomendar unas pequeñas ideas que, de ser aplicadas, podrán ser muy útiles. Lo primero es no buscar que lo material sea el fin sino el medio para expresar lo que se es, ya que si lo material es el fin, nunca se alcanzara  o siempre será insuficiente y la ambición, el temor a perder, la frustración, la inseguridad y, sobre todo, el desgate, todos los generadores de distres serán las expresiones más comunes de la vida.

Si por el contrario los bienes materiales, entre esos el dinero, nunca son considerados un fin en sí mismos, sino un medio para permitir expresar la propia actividad en la tierra, entonces, lo que se necesita, siempre se obtendrá. Así, podrán llevar acabo los fines con un sentido transpersonal, serán prosperados con seguridad y, además, “ricos”, no porque posean más dinero, sino porque tendrán menos necesidades materiales.

En segundo lugar quiero recordar la frase de San Francisco de Asís, que dice “Dando es como se recibe”, por lo que a medidas que des, recibirás si lo hace gozando, así será el retorno.  Hay que actuar aquí como el corazón que siempre recibe sangre en las aurículas y la envía al poco tiempo por los ventrículos.

El corazón, cuando se llena de sangre, recibe todo lo que el cuerpo necesita y lo expulsa con la fuerza suficiente, sin quedarse con nada, para que llegue a todo el cuerpo sin demoras ni limitación. Así que el corazón puede enviar sangre con la fuerza suficiente para que llegue hasta los pies o para que una parte de sangre, con todo su oxígeno y nutrientes, vaya por las arterias para dar lo que el cuerpo necesita para seguir en su camino. Pero si por el contrario, se guarda algo, se congestiona, se dilata, se esfuerza más y se enferma.

El corazón da sin esperar nada y, en ese mismo acto, recibe todo lo que es necesario. Si pensamos en el caso de otro órgano como el estómago, este recibe todo lo que ambiciona, pero nunca será suficiente, rápidamente lo pierde y si por alguna razón lo retiene más tiempo del necesario, aparecerá la indigestión con certeza.

Compartir con gusto y comprensión de las responsabilidades que tenemos con nuestro planeta y sus ocupantes, en el pequeño espacio de la vida que nos tocó, es una alta fuente de eustres. Lo tercero es no preocuparse por lo que otros logran o tengan, e incluso llegar a disfrutarlo, en el sentido de saber que hay para todos y que la prosperidad es posible para todos. La envidia y los celos solo hacen sufrir,  y al llegar a poseer lo deseado, no nos dejan estar satisfechos ni tranquilos. Con estas recomendaciones no siempre se logra tener dinero, joyas o bienes; pero si se aplican bien, se puede gozar más cualquier cosa que llegue en la vida.

En mi esquema mental siempre intento ver el mundo como una gran finca de propiedad de “papa Dios” que tiene todo en abundancia para todos y que como es mi papá (y el de todos) y me (nos) quiere y me (nos) cuida, me (nos) dará todos los elementos mundanos para llevar acabo la tarea que, en conjunto, hemos decidido llevar con la parte espiritual, que es su verdadero regalo, ya que los demás solo están en calidad de préstamo, comodato, tenencia o como se le quiera llamar.

Así que si queremos mayor armonía en nuestra vida, la prosperidad es la clave; no la posesión ilimitada de las cosas materiales que no nos darán bienestar y gozo, sino preocupación y dependencia, y por ende, gran distres. Espero entonces que tengas una prosperidad plena en tu vida, desearlo me da eustres, así que quiero aún más que así sea, y que si pierdes algo, lo manejes mejor.
 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner