Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.





Encuesta
Alguna vez haz comprado por internet?
 



Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 353 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


DESEO FRENTE A NECESIDAD
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por DEEPAK CHOPRA,DEBBIE FORD, MARIANNE WILLIAMSON   

LA SOLUCIÓN: conciencia imparcial
<<Ha de ser así.>> ¿Cuántas veces has oído estas palabras o las has pensado? La vida nos presenta callejones sin salida. Queremos hacer algo, pero el camino está bloqueado.  Quizás alguien con un ego muy inflado dice:<<A mi manera o nada>>. Es muy frecuente que dos personas estén en un punto muerto porque no se pueden comunicar. En un extremo está la compulsión psicológica, como las fobias (<< tengo demasiado miedo de hacer X >>) y las obsesiones (<<no puedo dejar de pensar en Y>>). Esto parece dos situaciones muy distintas. 

Un marido que no quiere ir a un asesor matrimonial no se parece a simple vista a un fóbico que no puede soportar las alturas o a un obsesivo-compulsivo que se lava las manos veinte veces al día. Pero hay un denominador común. Cada uno de ellos está atrapado en el deseo y la necesidad. El resultado es el mismo: ya que son libres para escoger.  Se gasta mucha energía intentando superar esos callejones sin salida. Recurrimos a mediadores, negociadores y jueces para arreglar las disputas, pero, al final, la parte perdedora siempre se siente ofendida. El conflicto puede resolverse aparentemente, pero no en el fondo. Vamos al médico y a los terapeutas con la esperanza de que nos puedan diagnosticar alguna enfermedad y tratarla. Sin embargo,  el diagnóstico es mucho más fácil que el tratamiento. El Prozac y los antidepresivos similares han probado su eficacia suavizando los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), pero  no curan la causa que lo provoca, que reaparece en cuanto el paciente deja la medicación.

Sin embargo, por hábil que seas negociando, por mucho tacto o empatía que tengas, el conflicto entre el deseo y la necesidad no se pueden resolver por completo. La propia vida nos presenta situaciones en las que no puedes conseguir lo que deseas. No todo el mundo se casa con la pareja de sus sueños: siempre existe la posibilidad de fracasar en los negocios. El triunfo esta fuera de nuestro alcance. Para un pesimista, la vida tiene más frustraciones que satisfacciones. Los sabios y guías de todas las tradiciones han sido testigos de que el deseo  se suele reprimir. Entonces es sorprendente que la tradición védica de la India casi nunca hable de la resignación, la paciencia y el auto sacrificio como virtudes. Por el contrario, la sabiduría hinduista más profunda enseña que hay un estado conocido como <<conciencia imparcial>>. A simple vista parece sinónimo de abandono. No eliges, simplemente abandonas tomar partido.

Aclaremos este punto:  la conciencia imparcial no es abandonar lo que deseas conseguir. Se trata de alejarse de lo que quiere el ego para adaptarte a lo que quiere el universo. Con la conciencia imparcial dejas que sea la conciencia la que tome las decisiones. Es decir, lo que deseas también es lo mejor que podrías desear. En ese estado de conciencia, según los antiguos rishis, no hay resistencia ni desde dentro ni desde fuera. La naturaleza confirma tus deseos a través de una fuerza cósmica conocida como dharma. Es un término muy versátil. Para un hinduista corriente, según tu dharma significa que has encontrado el trabajo correcto y que tienes una conducta correcta.  Dharma  es la virtud o la vida correcta. En un nivel más profundo, según tu dharma significa que estás en el camino espiritual correcto. Que sigues los preceptos de tu religión y que no caes en las trampas del camino.

Pero ninguno de estos estados resuelve el conflicto entre el <<YO QUIERO>> y el <<TENGO QUE>>. El deseo y la necesidad siguen en pie de guerra. La gente recta se encuentra con que está más comprometida con deberes y obligaciones que la gente ordinaria,  puesto que  todas las religiones son muy exigentes e intentan domar todo tipo de deseos. Solo la conciencia imparcial pone fin al conflicto, porque cuando alcanzas este nivel de conciencia, lo que deseas coincide con lo que necesitas, por tu propio bien y por el del mundo entero. En la conciencia imparcial, nadie tiene que decirte las reglas del dharma. Todo lo  contrario, ya lo has asimilado: vives el axioma <<No estoy en el mundo; el mundo está en mí >>. Para mantener este estado, has de dedicarte al crecimiento personal; todos hemos experimentado a veces:

Despreocupación.
Ausencia de culpabilidad y autocritica
Sentimiento de justicia.
Situaciones externas que no nos condicionan.
Cooperación de otras personas que no oponen resistencia.
Frutos positivos de nuestras acciones.

El deseo concluye con un sentimiento de realización personal y satisfacción. Como puedes ver, se trata de una combinación especial de ingredientes. Sin embargo, cuando sintonizas con la fuerza del dharma, se convierte en un estado normal. No basta con conseguir lo que deseas. Hay muchas personas que tienen suficiente poder y dinero para satisfacer hasta sus  más ínfimos antojos sin demasiado esfuerzo. Pero sentirse satisfecho y realizado es menos corriente, y con frecuencia, cuando hay poder y dinero, se enardecen más los deseos y se produce una insatisfacción más profunda. No debemos satisfacer nuestro ego dándole todo lo que desea, porque la única razón de su existencia es acumular. Siempre quiere más dinero, posesiones, prestigio, amor, poder, etc. La máquina está apunto, funciona con un programa establecido que no  se puede cambiar. Los deseos del ego son superficiales. El verdadero yo carece de ego. No anhela ganar ni temes perder. Cuando das de ti mismo, no estas calculando en secreto cuanto vas a recibir a cambio. Tenemos suerte de que haya otra versión del mundo, no solo la del ego, sino  la que lo trasciende, donde existe la compleción, la totalidad. Cuando el ego afloja las riendas, se produce una sutil fusión del << yo quiero >> y el <<tengo que>>. Actuar según dharma-la voluntad de Dios-se convierte en algo natural. Simplemente eres tú mismo.

 
Cargando...



Banner

Artículos por fecha
May-2017
April-2017
March-2017
February-2017
January-2017
December-2016
November-2016
October-2016
September-2016
August-2016
July-2016
June-2016
May-2016
April-2016
March-2016
February-2016
January-2016
October-2015
September-2015
August-2015
May-2015
March-2015
February-2015
December-2014
November-2014
October-2014
September-2014
August-2014
July-2014
June-2014
May-2014
April-2014
March-2014
February-2014
January-2014
December-2013
November-2013
October-2013
September-2013
August-2013
July-2013
June-2013
May-2013
April-2013
March-2013
February-2013
January-2013
December-2012
November-2012
October-2012
September-2012
August-2012
July-2012
June-2012
May-2012
April-2012
March-2012
February-2012
January-2012
December-2011
November-2011
October-2011
September-2011
August-2011
July-2011
June-2011
May-2011
April-2011
March-2011
February-2011
January-2011
December-2010
November-2010
October-2010
September-2010
August-2010
July-2010
June-2010