Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 380 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

EL PODER DE LA MUJER PDF Imprimir E-mail
Escrito por GUILLERMO FERRARA   

Extraído del Libro El Arte del Tantra


“La unión mística a la que lleva el Tantra se realiza, en primer lugar, dentro de nosotros mismos; con el amante interno que cada uno posee”

En la tradición tántrica, la mujer es la iniciadora del amor; la portadora de vida desde su yoni (órgano sexual femenino) a todas las células. La mujer es la antorcha luminosa que desvela los misterios de la vida, del amor y del sexo.

La belleza de la mujer es tan venerada como su poder esotérico, por lo que la belleza física, la sensualidad, el erotismo o el ardor salvaje de la pasión son tan importantes como la dulzura, la compasividad y el servicio. La belleza es tanto externa como interna, ya que el Tantra lustra el alma de la divinidad femenina; apunta a despertar la Shakti (diosa) de cada mujer.



La mujer es la iniciadora de la sexualidad mágica y mística. Ella sabe en su inconsciente todos los secretos, por lo que sólo necesita recordarlos. La mujer debe adoptar un papel activo en el sexo; dar el poder iniciático a la relación y otorgar el poder místico al hombre. Es ella quien abre las puertas de los secretos de la sexualidad, aunque algunas Shaktis  han olvidado este poder debido a la represión y a la idea de pecado que les ha trasmitido el puritanismo.

El Tantra libera y da conciencia. Como dice el Kaularahasya: <La mujer inicia mediante el mismo yoni a través del cual nació el hombre, en una vida anterior. La mujer inicia mediante los mismos senos que alimentarios al hombre en una vida anterior. La mujer inicia con la misma boca que, en alguna ocasión, calmó al hombre. La mujer es la iniciadora suprema del Tantra>.

Uno debe cerrar los ojos e imaginar toda la cadena de mujeres que han pasado por la humanidad para que la especie continúe, y rendir veneración a tan noble acto. Si observas los rostros de las mujeres contemporáneas podrás ver mujeres con potencial, otras que están apagadas, las reprimidas, las liberadas… Cada mujer muestra en su rostro su estado interior. Así, la mujer sexualmente activa, orgásmica y mística, mostrará en su rostro alegría, será un sol radiante, tendrá fuego en su mirada, danzas en sus caderas, calor en sus manos, buena disposición para la acción y poseerá un alma meditativa.

La mujer con su diosa interior a flor de piel, tendrá ganas de danzar, de gozar, de sentir la sexualidad de forma natural a todo momento, desde las miradas hasta la penetración del lingam (órgano sexual masculino).

El yoni de una mujer es venerado desde su aspecto dador de vida y de placer sexual. La mujer tántrica es poder, danza, erotismo sexual y místico. Es a la vez el éxtasis espiritual y el goce de la piel. Desde Afrodita, la diosa del amor, Isis para los egipcios, la diosa amorosa y Suma Sacerdotisa de Babilonia, Inanna, la diosa Madre de los sumerios, Diótima, la mujer de Sócrates, María Magdalena la compañera de Jesús y tantas otras, se ha visto a la mujer como el estereotipo del servicio y la bondad, el eros y la sexualidad.

La mujer es un misterio de energías. Dice el Kama Sutra: <La extensión del potencial amoroso de una mujer no la conoce ni siquiera aquellos que son objeto de su afecto. Esto se debe a la sutileza del amor de la mujer. Los hombres casi nunca conocen a las mujeres en su verdadero ser, tanto si las aman como si se sienten indiferentes ante ellas, tanto si les deleitan como si las abandonan, ni siquiera cuando extraen de ellas todo cuanto poseen>.

El Tantra se sumerge en el misterio femenino y se impregna de su energía para conocer lo divino. Dentro de la sexualidad, la mujer adopta el papel activo y el hombre el pasivo; por ejemplo, en la postura de Kali, es ella quien está encima del hombre y lo enloquece con el sensual movimiento de sus caderas.  

CUATRO TIPOS DE MUJER

El Kama Sutra clasifica en cuatro tipos a las mujeres. Los arquetipos son:

1. La Mujer Loto: Conocida como Padmini, su cara es hermosa y su cuerpo, de piel suave y delicada. Tiene senos rozagantes, ojos brillantes y camina muy delicadamente. Habla con voz baja y musical, y se viste finamente. Su yoni es perfumado y le gusta hacer el amor durante el día.

2. La Mujer Elefante: conocida como Hastini, pequeña y fuerte, camina despacio. Es de piel áspera y blanca; de labios gruesos, y le gusta comer en exceso. Hambrienta de amor, le gusta hacerlo durante largo rato y en todo momento. Su yoni es de sabor picante.

3. La Mujer Arte: Conocida como Chitrini, es extremadamente hermosa, cuerpo mediano, cintura delgada, senos grandes, y de caderas anchas y sensuales. Tiene su yoni abultado, con vello suave y olor a miel dulce. Le gusta el placer y conoce las 64 artes tántricas. Le gusta hacer el amor de noche.

4. La Mujer Ostra: Denominada Shankini, tiene la piel caliente, el cuerpo grande, senos pequeños y cintura firme. Su cabeza, manos y pies son grandes. Tiene la voz dura, y le gustan las flores y la ropa de color rojo. Es dura emocionalmente. Su yoni siempre está húmedo y presenta un sabor salado, con mucho vello. Le gusta hacer el amor sobre todo durante la noche.
 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner