Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 397 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

FENG SHUI Y LOS NIÑOS PDF Imprimir E-mail
Escrito por Kan Li Tang   

Tomado del libro Feng Shui

El ser humano reacciona a través de sus percepciones, aquello que lo rodea puede tener un efecto inconsciente tanto positivo como negativo, como motivarlo, desgastarlo o incluso afectar la forma en que se relaciona con otros seres humanos. Los niños son extremadamente sensibles a ésta situación

Para los niños, sus manifestaciones ante el Feng Shui son inmediatas, he ahí la importancia de diseñar y crear espacios infantiles que motiven y despierten actitudes positivas. Uno de los primeros aspectos para diseñar espacios infantiles es pensar en las necesidades del niño, es decir, la altura de la cama deber ser una altura que el niño domine y se sienta seguro. Las camas muy altas y pegadas hacia las ventanas pueden provocar miedo e inseguridad en los niños.

Iluminar las ventanas por fuera o poner cortinas de motivos infantiles evitarán la sensación de temor a la oscuridad. Recuerde además que una altura de cama que puedan ellos subir y bajar con facilidad se reflejará en una sensación de seguridad y control de situaciones. Para favorecer la concentración y decisión en los niños es importante que la cama tenga una cabecera, de preferencia de madera sólida y firme a la pared.


Es importante que la altura del techo sea una altura media, ni muy alto ni muy bajo, sin vigas, esto con la finalidad de promover la libertad de pensamiento, concentración y vigor. Se sugiere que las esquinas de los muebles y juguetes tanto en recámara como en estudio sean de bordes y esquinas redondeadas así como las esquinas de columnas ubicadas en estas habitaciones ya que aquellos bordes afilados y esquinas agresivas provocan desórdenes y malestares físicos así como dolores musculares.

La posición de las camas y escritorios debe ser tal en que el niño domine la puerta de acceso a esa habitación para fomentar el control sobre las situaciones que se presentan en su vida. Observar el motivo de los cuadros y obras artísticas que rodean al niño tiene una influencia inconsciente muy fuerte por lo que se recomiendan motivos alegres, dinámicos y festivos.

Un ser humano que habita en espacios ideales, personalizados es un ser que se nutre a sí mismo ayudado por el entorno y se convierte en un ser capaz de salir adelante, de esforzarse, incentivarse y expresar sus necesidades y deseos. Así mismo, refuerza su autoestima, destaca sus cualidades y equilibra su energía.

Aprendamos a escuchar a los niños, ellos saben perfectamente lo que su energía necesita y lo manifiestan constantemente, un niño inquieto, rebelde, inseguro, poco comunicativo o que no se relaciona fácilmente con los demás, está manifestando su incomodidad hacia algo. Observemos y analicemos su entorno, seguramente, ahí está la respuesta. Aceptemos las necesidades y deseos de los niños y evitemos exigir de ellos todo aquello que en nuestro momento nosotros no pudimos obtener o generar por nosotros mismos.

Algunos consejos prácticos:

  • Para mejorar la concentración en los infantes es recomendable colocar sus escritorio viendo al noreste

  • Cuando dos niños comparten la habitación, el posicionar sus camas paralelas fomentará armonía entre ellos

  • Si deseas mejorar tu relación con tus hijos, una fórmula es colocar tu cabecera en la misma dirección que la de ellos

  • Para contribuir a un sano crecimiento en los niños se puede colocar una pequeña fuente en el lado este o sureste de su habitación

  • Si deseas promover una energía de desarrollo personal en la habitación infantil se sugiere que la iluminación sea hacia el techo

  • Si el niño tiene problemas para dormir intenta colocar la cabecera al oeste o al norte

  • Si la cama del niño tiene cabecera hacia el noreste, ésta energía puede provocar que el niño sea berrinchudo y caprichoso. En este caso te sugiero decorar su habitación en tonos suaves y claros para balancear ésta energía

  • Una buena dirección para ubicar la cabecera de un bebé recién nacido es el norte

  • La cabecera del niño hacia el suroeste le puede provocar timidez, para balancear esta situación puedes decorar con edredones o colchas en tonos morados y dibujos circulares

  • Un niño que duerme en el sector noroeste de la casa puede ser un niño controlador y rebelde, para balancear decora la habitación con tonos azul marino y amarillo

  • Para un niño demasiado inquieto utiliza tonos amarillos y te sugiero que la cama sea de baja altura, objetos y muebles cuadrados de esquinas redondeadas

  • Si quieres incrementar la sensatez en un niño, cuelga un cristal facetado en el techo a la altura de sus cabeza con hilo rojo que mida nueve pulgadas (el hilo)
     



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner