Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 381 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

TAL COMO LO CREAS, ASÍ SERÁ PDF Imprimir E-mail
Escrito por HOWARD FALCO   

Tomado del libro Yo Soy

“Un montón de piedras dejará de ser eso en el momento en que un solo hombre las contemple y evoque la imagen de una catedral”
Antoine de Saint-Exupéry

Una de las comprensiones más importantes en el camino del conocimiento propio es que tú creas tu propia experiencia de vida. A través de tus cinco sentidos, puedes experimentar infinitas combinaciones y manifestaciones de la materia en el mundo. Por medio de los sentidos de la vista, el gusto, el tacto, el oído y el olfato, tú generas una experiencia a la que simultáneamente le das un significado. El significado que le atribuyas basado en tu percepción del acontecimiento o la experiencia revelará qué tanto te “importa”. Tu percepción e interpretación son los que determinan la calidad de tu experiencia.



Solo recientemente la humanidad ha entendido cómo se crea la materia. Los últimos avances en los equipos utilizados en la ciencia moderna nos han permitido estudiar la materia hasta su nivel más básico. Este avance ha producido una situación interesante. La información descubierta por los científicos en el campo de las partículas o en la física cuántica durante el último siglo ha producido un importante cambio de paradigma en la conciencia que apenas comienza a generalizarse.

La conclusión de los científicos es que el observador determina la experiencia de lo observado. Así pues, la materia es creada por la intención de un observador o grupo de observadores. La observación produce conciencia, que es pensamiento. ¡El pensamiento, la atención y la intención crean la materia!

Lo único que importa es lo que haces que importe. Por lo tanto, tú creas la materia
.

Cuando la energía de la intención creativa se añade a la idea de una posibilidad en particular, el resultado es el milagro de la materia manifestada. La onda se convierte en partícula. La idea original de construir las grandes pirámides de Egipto se convirtió en una creencia en esa posibilidad, que suscitó la intención de los egipcios y originó los actos de miles de constructores, materializándose en las pirámides que, treinta siglos después, todavía pueden ser visitadas por los turistas. La idea de la bombilla de luz eléctrica en la mente de Thomas Edison condujo al proceso de su invención y a que se hiciera realidad. La idea original de la construcción de la Gran Muralla china (que requirió siglos de actividad para convertirse en una realidad) dio lugar a su creación.

Del mismo modo, la idea de diseñar una máquina voladora, combinada con una creencia y unos actos, produjeron los inventos que han evolucionado en el sistema masivo de transporte aéreo que tenemos en la actualidad. La idea del trasplante de órganos se ha convertido en una experiencia real en el mundo moderno gracias a la creencia de que dicho procedimiento era posible, así como la intención de materializarlo.

Todo lo que hay en la creación ocurrió en primera instancia como una conciencia de lo que era posible. Una idea que se convierte en una creencia se hace real por medio de los actos intencionales y la energía empleada en su creación, haciendo que sea una realidad.

“Un montón de piedras dejará de ser eso en el momento en que un solo hombre las contemple y evoque la imagen de una catedral” Antoine de Saint-Exupéry

Cada pensamiento de lo que es posible en este mundo nace de todos los pensamientos anteriores sobre lo que se creía posible, los fueron expresados hasta concretarse en la forma en que existen actualmente. De no ser por todos los descubrimientos anteriores, la idea del trasplante de órganos no habría sido siquiera una posibilidad en la Medicina. Sin el pensamiento y la creación de la máquina de vapor, la idea de cómo crear y hacer funcionar un avión tampoco habría sido posible. Sin la invención del vidrio y el alambre, el diseño de la bombilla no habría sido siquiera imaginable.

Con fe e intención todo es posible.

Todo lo que existe en la actualidad ha surgido de todas las posibilidades actualizadas que ocurrieron anteriormente. Toda invención de un nuevo material o creación orgánica es el resultado de una evolución de todas las creencias y creaciones anteriores. La materia continúa brotando a partir de todo lo que ha surgido antes. La dirección de este camino no se encuentra en línea recta ni en círculo. Más bien, se halla en una espiral donde cada evolución o revolución surge a partir de lo que apareció anteriormente. Esta es la conciencia de la creación, siempre en constante evolución.

 

Tomemos tu caso, por ejemplo. Eres el resultado de la fusión de un porcentaje de todos los genes de tus antepasados. Eres el producto de dos padres que nacieron de cuatro, quienes surgieron a su vez de otros ocho, los cuales provinieron de 16, y estos de 32, y así sucesivamente. Si nos remontáramos quinientos años en tu árbol genealógico, veríamos que eres el producto del ADN de más de 100.000 personas.

Todo acontece gracias a esta aventura de la aparición. Todo es perfección creada a partir de una expresión de perfección anterior. Todo proviene del “océano” del potencial infinito para manifestarse en la experiencia finita de una realidad. Tú provienes del campo de la posibilidad infinita para cumplir un propósito perfecto dentro de la matriz de conciencia colectiva de todo el Universo es la que te ha dado la vida.

Mientras te ves a ti mismo como un creador de materia, piensa en todas las cosas que has decidido crear en tu experiencia actual: tus amistades y relaciones, posesiones, empleo, ropa, aficiones, alimentos, y diversas formas de entretenimiento. Cada una de esas cosas está presente en tu vida gracias al acto de poner tu concentración o intención en ellas o en algo relacionado con ellas. Si no creas la experiencia de estas cosas, ¿entonces cómo podrán continuar en tu realidad?

Tú podrás decir: “Pero yo no elegí este empleo, tuve que aceptarlo porque no tenía otra opción”. Sin embargo, tú creaste la experiencia continua de tu empleo al no buscar otra posibilidad. También podrías decir: “Yo no elegí a mis vecinos”. Pero si todavía vives a su lado, significa que no has decidido alejarte de ellos, y los mantienes vivos en tu experiencia de la realidad al decidir permanecer en el mismo lugar. No se trata de decir que deberías mudarte si no te gustan tus vecinos, sino de expresar que el modo en que experimentas las cosas de tu mundo cotidiano está basado en tus elecciones.

Si te cansas de una prenda, la regalas y ya no será parte de tu experiencia. Si luego sueñas con el suéter ideal para ti y lo buscas en las tiendas, seguramente lo encontrarás. Y si lo deseas con todas tus ansias y no lo encuentras en ninguna tienda, puedes contratar a un tejedor. Tú harías que fuera un objeto real a través del poder de la intención creativa.

Esto funciona tanto a nivel colectivo como individual. Si un número suficiente de televidentes no sintoniza un determinado programa, este será retirado del aire. Si los niveles de audiencia bajan, será remplazado por otro. Si un buen número de personas desaprueba las decisiones las decisiones del gobierno de un país democrático, pedirán la renuncia de sus funcionarios, expresando así su descontento. Tu realidad en un momento dado siempre refleja el estado de la voluntad creadora de la conciencia individual y colectiva predominante.

Lo que a ti te importa obtiene su existencia a partir de tus creencias sobre quién eres.

Quién creas ser es algo que está directamente relacionado con tu intención de experimentar un acontecimiento determinado y esto se refleja de inmediato en los actos que realizas para llevar la experiencia deseada a tu conciencia. Una buena noche de sueño, una comida deliciosa, una relación amorosa satisfactoria, un automóvil nuevo, un empleo diferente, unas vacaciones agradables… la lista es casi interminable. Cada deseo tiene un camino y un conjunto diferente de condiciones que deben cumplirse para que la experiencia sea creada. Sin embargo, el deseo de disfrutar de una buena comida seguramente exige menos requisitos y determinación que tener una relación amorosa satisfactoria.

Con frecuencia, si experimentas primero el resultado de aquello que no deseas, tu intención te dará la conciencia necesaria de lo que necesitas para crear lo que deseas. Si quieres tener unas vacaciones inolvidables o una relación perfecta, primero deberías tener una o dos insatisfactorias, con el fin de adquirir los conocimientos que utilizarás para tomar decisiones mucho más centradas. Esto aumenta la probabilidad de tener unas vacaciones inolvidables o una relación perfecta. La intención es la palabra clave aquí. Tu intención impulsa todos los actos que crean aquello que tú deseas.

Para que la intención se convierta en una realidad, debes aprender a adquirir la conciencia necesaria para manifestarla. Esto puede incluir el hecho de aceptar tanto las experiencias deseadas como las no deseadas.

Tu percepción sobre lo mucho que te afecte algo es lo que da peso, impacto, energía y duración en tu vida a ese “asunto” en particular. Si te resistes a la verdad que te ha ofrecido el acontecimiento, estarás aplazando esa experiencia, y la atención que le prestes por medio de tu resistencia a la misma, la mantiene viva como parte de tu existencia.

Algo es materia y te afecta hasta que deja de importarte.

La diferencia entre cuánto te afecte el fallecimiento de tu tía y el de tu hermano menor se basa en tus creencias sobre la forma en que su fallecimiento te afecta a ti y al mundo que te rodea. Todo lo que ha sido creado y observado tienen una intención original para el observador que lo experimenta. La materia no puede existir sin la intención. Para pasar del campo de las posibilidades infinitas a una forma finita tiene que haber una intención subyacente. Cada acontecimiento observable tiene un significado y un propósito para quienes están interactuando con él, o de lo contrario no habría surgido desde el ámbito de la posibilidad para ser experimentado por ti.

Toda la creación está diseñada para que seas consciente de todas las posibilidades infinitas que existen en cada momento.


Tú tienes todo el control sobre la manera como experimentas la realidad basado en tus elecciones y decisiones sobre lo que te parece importante en tu vida. Estas elecciones y decisiones sobre lo que te parece importante en tu vida. Estas elecciones y decisiones se originan en tus creencias sobre ti mismo. Aquel que crees ser le da vida y sentido a la materia que hay a tu alrededor. Tú has elegido la experiencia de tu vida de una forma creativa por una razón, esperando que la percibas y comprendas a medida que avanzas por el camino de la expansión de tu propia conciencia.
 

 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner