Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 384 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

EL COLOR Y LA PERSONALIDAD PDF Imprimir E-mail
Escrito por STEPHANIE NORRIS   

Tomado del libro Los Secretos de la Cromoterapia

Nuestra elección del color es sumamente personal. El de la ropa que vestimos, el de la decoración de nuestras casas, incluso el del coche que conducimos; todos comunican información muy personal acerca de nosotros. Cuando decidimos cambiar los colores que nos rodean –pintando una habitación de otro color o vistiendo ropa de un color distinto- estamos expresando algo diferente sobre nosotros mismos, seamos o no conscientes de ello.


Es importante que usted se rodee de los colores que le gustan: le afectarán de forma positiva. Puede que un color tenga un significado especial para usted porque lo asocia a un recuerdo feliz. Por ejemplo, si actualmente vive en una ciudad pero creció en el campo, es posible que le haga falta ver prados verdes. Puede que un paseo por el campo sea justamente lo que necesita para sentirse renovado. O también puede colgar cuadros de paisajes en las paredes, en los que predomine el color verde.

PROPIEDADES DE LOS COLORES

ROJO. El rojo es el color de la vida misma, del fuego y de la sangre, del peligro y del sexo, y sin él nuestras vidas carecerían de vigor, calidez, fuerza y pasión. Lo necesitamos en los alimentos que comemos, en la ropa que vestimos y en nuestro entorno físico con el fin de estimular el sistema nervioso, liberar adrenalina en la sangre y mejorar la circulación. También necesitamos el color rojo para enraizarnos en la realidad cotidiana y para obtener una sensación de seguridad.

Precauciones: El rojo es un color muy potente y no debería utilizarlo si tiene la presión arterial elevada o problemas cardíacos, si tiene un carácter irascible o si está enfocado o preocupado, puesto que no hará más que estimularle excesivamente.

El rojo es el color del elemento fuego, el de los signos Aries, Leo y Sagitario y se asocia especialmente con el planeta Marte, que se conoce con el nombre de planeta rojo. Marte rige la agresividad y los impulsos sexuales, y la parte del cuerpo con la que se relaciona el color rojo son los genitales. Por consiguiente, es un buen color para vestir si tiene la libido baja o quiere que su vida sexual sea más animada.  Las personas que se encuentran en el rojo, o que tienen mucha  energía roja,  tienden a ser personas seguras de sí mismas, positivas y optimistas acerca del futuro. Generalmente empiezan el día con entusiasmo y se enfrentan a los obstáculos con coraje y fortaleza. No obstante, también pueden expresar sus rasgos rojos en forma más negativa, como persiguiendo sus objetivos de forma egoísta sin tener en consideración los sentimientos de los demás.

AMARILLO. Quizás más que cualquier otra flor, el narciso amarillo nos anima después de los largos días de invierno, anunciando con su luminoso color la llegada de la primavera. Después del blanco, el amarillo es el color que más se asemeja a la luz solar, no sólo por su luminosidad y tono, sino también por sus efectos reconstituyentes. Es un buen tratamiento cuando se tienen digestiones lentas o cuando uno se siente torpe, sobre todo mentalmente, puesto que este color se asocia con el intelecto, que está regido por el hemisferio izquierdo del cerebro, el hemisferio de la lógica. La ingestión de alimentos amarillos ayuda a eliminar toxinas, mientras que respirar o visualizar el color amarillo puede favorecer la concentración mental, ayudarle a poner más atención en todo lo que haga y estimular el flujo de ideas.

Precauciones: Debería evitar el color amarillo si padece trastornos gástricos, s i está nervioso, inquieto  o estresado, o si tiene dificultades para relajarse o para dormir.

Tanto a nivel  psicológico  como  físico,  el  amarillo favorece que se muevan las cosas y elimina pensamientos y sentimientos negativos que pueden empañar la percepción de la propia valía. También puede actuar de modo similar en las situaciones sociales; si quiere que sus fiestas sea animadas, intente incorporar algo amarillo en la decoración de aquellos lugares de la casa donde se reúne la gente. Sin embargo, un exceso de amarillo podría estimular a las personas en exceso y provocar que empezaran a discutir.

AZUL.  Es el color del cielo y del mar. Mirar el cielo azul despejado de nubes o contemplar el mar a menudo puede calmar la mente y sosegar el alma. No es casual que, cuando queremos alejarnos de todo, a menudo decidimos irnos de vacaciones o de mar durante horas, y acabamos tan relajados que hasta llegamos a tener la sensación de que se ha detenido el tiempo.

Precauciones: Si se siente débil, deprimido o habitualmente tiene frio, o si siente tensión o  rigidez en el  cuerpo,  debería evitar este color.


La glándula tiroides,  que es el órgano situado  en la parte frontal del cuello y conectado con la laringe, se asocia al color azul. Sun función principal es producir la hormona que controla el ritmo metabólico del organismo. Se trata de una de las hormonas más importantes  del cuerpo humano. En los niños, un déficit de esta hormona detiene el crecimiento, y en los adultos da lugar a la obesidad. El azul también rige la garganta, que es el centro de la comunicación oral y de la expresión personal. Este color se asocia a la inteligencia y a la capacidad de expresar la propia opinión, así como la  de  conciliar con las palabras. La honestidad y la integridad también son cualidades azules.

VERDE. El verde es el color de la naturaleza, de los campos, colinas y bosques a los que vamos a menudo para renovarnos y recargar las pilas después de estar entre los edificios de la ciudad. En la naturaleza todo está en armonía, y a través de ella podemos recuperar nuestro centro después de unos días ajetreados y estresantes en el trabajo o con la familia.

Precauciones: Probablemente el verde es uno de los colores más seguros del espectro, pero es mejor evitarlo en situaciones en que se necesite estar muy alerta mentalmente o en que se requiera poder reaccionar con rapidez, puesto que  favorece mucho la relajación.

El verde  está relacionado con el  corazón,  el órgano muscular que bombea la sangre para  hacerla llegar  a todo el cuerpo. El corazón  es también  el centro de las  emociones,  especialmente  del amor, la emoción  más potente. La importante de este órgano se refleja  en muchas expresiones  en las que  aparece la palabra corazón. Si le rompemos el corazón a alguien le provocamos un profundo dolor emocional; cuando no tenemos corazón para hacer o decir algo, queremos decir que no tenemos el ánimo o valor suficiente para hacerlo. De modo similar, cuando decimos algo de corazón, lo decimos sinceramente y con afecto.

Cuando uno abre su corazón a otra persona, comparte con ella sus emociones más íntimas. Del mismo modo, cuando decimos que alguien tiene mucho corazón indicamos que es de sentimientos nobles y ardientes o que tiene mucho valor. Alguien con un corazón de oro es una persona generosa, que ayuda a los demás sin esperar nada a cambio. Por el contrario, decimos que una persona tiene un corazón de bronce cuando es fría, insensible y no acostumbra a ayudar a los demás ni a apiadarse de ellos.

NEGRO. Estrictamente hablando, no es un color, porque absorbe luz, pero es importante porque es el opuesto del blanco: sin la oscuridad no habría luz. Vestir de negro implica una enérgica afirmación ante los demás. Cuando nos ponemos de negro para un funeral, expresamos nuestro pesar por la pérdida de un ser querido; cuando llevamos un traje negro en una reunión de negocios, comunicamos que estamos al mando, y cuando vestimos de negro en una velada insinuamos que somos seductores y misteriosos.

El  negro confiere dignidad y  poder;  la persona  que habitualmente viste de negro puede querer controlar a los demás manteniendo las distancias y evitando revelarles información personal para que no tengan ventaja psicológica o táctica. Aunque es muy probable que las personas que están en este color destaquen en todo lo que hacen, también es posible que tengan pocos amigos íntimos. El negro  tiene el efecto de erigir una barrera entre nosotros y las demás personas, y esto puede ocasionar sentimientos de aislamiento e, incluso, una depresión. Para contrarrestar sus efectos negativos, el negro debería llevarse con un toque de color: una corbata, un pañuelo, un cinturón o un chal.

El negro también puede proteger, y es un buen color si uno se siente vulnerable y necesita retirarse del mundo durante un tiempo. Quizás por esto ha  adquirido tanta popularidad entre los jóvenes. Los adolescentes que visten exclusivamente de negro encuentran, al fin y al cabo, ante un umbral importante, el que va de la infancia a la edad adulta, que es una de las transiciones más difíciles que deben realizar.

BLANCO. Durante los días de invierno, las flores blancas de la campanilla son un símbolo de esperanza que anuncia la proximidad de la primavera. Tendemos a responder de forma positiva al banco porque contiene todos los colores del espectro y refleja la luz.   En contraste con el negro, los símbolos y expresiones que giran en torno al color blanco tienen  un  significado positivo. En  los buques, por ejemplo, se enarbola una bandera blanca en señal de amistad; la magia blanca, a diferencia de la magia negra, tiene fines bondadosos, y  cuando se le da carta blanca a alguien para actuar libremente es porque se tiene plena confianza en él. El blanco también se asocia con la espiritualidad. Las personas con facultades paranormales y los sanadores usan la luz blanca para  canalizar energía curativa hacia aquellas personas que lo necesitan.
 

 

 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner