Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Mayra Caballero


Administradora de Empresas
Universidad Autónoma del Caribe
Orientadora Familiar
Universidad de la Sabana, Bogotá
Universidad de Navarra, España
Especialización en Familia
Universidad Simón Bolivar, Barranquilla
Entrenamiento en Terapia de Familia Sistémica
Participación en Talleres Ser Pleno 2005-2010

 


Online
Tenemos 468 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


CUANDO LOS HIJOS LLEGAN A LA ADOLESCENCIA PDF Imprimir E-mail
Escrito por Myra Caballero   

Es cuando los hijos inician un proceso de búsqueda de su propia identidad que los vuelve difíciles de manejar. Y casualmente coincide con un momento difícil de la vida de la pareja en la que parece que todo se ha vuelto rutinario.

El papá se va sintiendo el solucionador de todo, la mamá se siente acorralada por las exigencias, sola e impotente. El hombre es absorbido por el trabajo y él se deja absorber, la mujer se dedica a actividades extra-hogareñas; o se entrega con exceso a atender a los hijos por miedos.
Para parejas con serios conflictos les resulta muy difícil la adolescencia y para papás que no resolvieron sus propios conflictos cuando pasaron por esta etapa, proyectan todo esto en su familia actual, generando enfrentamientos.
Empiezan a competir, a medir fuerzas con sus hijos, a llevarles también la contraria; esto repercute casi siempre en la vida de la pareja. Sobre todo si no se ponen de acuerdo, provocando desavenencias que llevan a distanciamiento y poco tiempo para los dos, deteriorándose así la relación de la pareja. Por esto, son muy frecuentes las aventuras amorosas en muchos casos como intentos para romper con la monotonía.
Es una etapa delicada para la pareja y para los hijos.
QUÉ HACER?
·        Fortalecer los lazos afectivos y la comunicación en familia, siendo el diálogo un buen recurso.
·        Revitalizarse, ser más unidos y solidarios pues es el momento en que más lo necesitan todos.
·        Ponerse de acuerdo en todo, evitar que los problemas de los hijos los separen.
·        Aprovechar al máximo las oportunidades de estar juntos, promoviendo actividades para compartir en familia.
·        Iniciar realizaciones personales, estudio, trabajo, negocio con prudencia sin llegar a excesos.
·        Adecuados modelos de identificación.
·        Motivar y velar por el cumplimiento de normas.
·        Presencia de figura de autoridad.

PREPARARSE Y ACTUAR CON PRUDENCIA Y EQUILIBRIO


Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner