Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 433 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

LA LEY DE LA ATRACCION Y LAS RELACIONES PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 11
MaloBueno 
Escrito por Rhonda Byrne   

tomado de El Secreto

MARIE DIAMOND
El Secreto significa que somos creadores de nuestro Universo y que todos los deseos que queramos crear se manifestarán en nuestra vida. Por consiguiente, nuestros deseos, pensamientos y sentimientos son muy importantes porque se manifiestan.

Si entiendes este conocimiento, empieza a emplearlo. Toda acción ha de ir precedida de un pensamiento. Los pensamientos crean las palabras que pronunciamos, nuestros sentimientos y acciones. Las acciones son especialmente poderosas porque son pensamientos que nos han hecho actuar.

Puede que ni siquiera nos demos cuenta de cuáles son nuestros más ocultos pensamientos, pero podemos ver lo que hemos estado pensando observando las acciones que hemos realizado.

Cuando quieras atraer algo a tu vida, asegúrate de que tus acciones no contradicen tus deseos. Uno de los ejemplos más bellos es el de Mike Dooley, uno de los maestros que aparecen en el documental El Secreto, en su curso en audio Leveraging the Universe and Engaging the Magic (Influye en el Universo y entra en la magia). Es la historia de una mujer que quería atraer al hombre perfecto a su vida. Había hecho todas las cosas correctas: tenía claro cómo quería que fuera, hizo una lista detallada de sus cualidades y le visualizó en su vida. A pesar de haber hecho todas estas cosas, no había señales de él.

Un día cuando llegaba a su casa y estaba parqueando el coche en su garaje, suspiró al darse cuenta de que sus acciones contradecían lo que quería. Si su coche estaba en medio del garaje, ¡no había sitio para su compañero perfecto! Sus acciones le estaban diciendo al Universo que no creía que fuera a recibir lo que estaba pidiendo. De modo que enseguida limpió el garaje y aparcó su coche a un lado, dejando sitio para que cupiera el vehículo de su pareja perfecta. Luego se fue a su habitación y abrió el armario, que estaba abarrotado de ropa. No había sitio para la ropa de su pareja perfecta. Apartó algunos de sus vestidos para dejar espacio. También había estado durmiendo en medio de la cama y empezó a hacerlo en «su» lado, dejando espacio para él.

Esta mujer relató su historia a Mike Dooley durante una cena y en la mesa de al lado estaba sentada su pareja perfecta. Después de realizar todas estas poderosas acciones y de actuar como si ya hubiera recibido lo que había pedido. Él entró en su vida y ahora están felizmente casados.

Otro sencillo ejemplo de «actuar como si» es lo que le sucedió a mi hermana Glenda, que es la directora de producción del documental El Secreto. Ella vivía y trabajaba en Australia y quería trasladarse a Estados Unidos y trabajar conmigo en nuestra oficina americana.

Glenda conocía muy bien El Secreto y estaba dando todos los pasos correctos para conseguir lo que quería, pero pasaban los meses y seguía en Australia. Glenda observó sus acciones y se dio cuenta de que no estaba «actuando como si» estuviera recibiendo lo que había pedido. De modo que empezó a actuar con más coherencia. Lo organizó todo para marcharse. Se dio de baja en las asociaciones a las que pertenecía, regaló cosas que no iba a necesitar e hizo las maletas. En cuatro semanas, Glenda estaba en Estados Unidos trabajando con nosotros.

Piensa en lo que has pedido y asegúrate de que tus acciones están reflejando lo que esperas recibir, que no son contradictorias. Actúa como si estuvieras recibiéndolo. Haz exactamente lo que harías si lo estuvieras recibiendo hoy y actúa de modo que se refleje esa poderosa expectativa. Deja espacio para recibir tus deseos; cuando lo hagas, estarás enviando una potente señal de expectativa.

TU TRABAJO, ERES TU

LlSA NICHOLS
En las relaciones es importante saber desde un principio quién está entrando en tu vida y no me refiero sólo a tu pareja. Primero te has de entender a ti mismo.

JAMES RAY
¿Cómo puedes esperar que otra persona disfrute de tu compañía si tú no disfrutas contigo mismo? Una vez más, la ley de la atracción o El Secreto están a punto de traerte eso a tu vida. Lo has de tener muy pero que muy claro. Esto es lo que te has de plantear: ¿te tratas como te gustaría que te tratarán?.

Si no te tratas como te gustaría que te trataran los demás, nunca podrás cambiar las cosas. Tus acciones son tus poderosos pensamientos; si no te tratas con amor y respeto, estás emitiendo una señal que indica que no te consideras lo suficiente importante, ni lo bastante digno o que crees que no te mereces lo que pides. Esa señal se seguirá emitiendo y experimentarás más situaciones de estar con personas que no te tratan bien. Las personas no son más que el efecto. Tus pensamientos son la causa. Has de empezar a tratarte con amor y respeto, emitir esa señal y entrar en esa frecuencia. Luego la ley de la atracción moverá todo el Universo y tu vida se llenará de personas que te aman y respetan.

Muchas personas se han sacrificado por otras pensando que eso las hace mejores. ¡Falso! El sacrificio sólo puede proceder de pensamientos de carencia, porque es como decir: «No hay suficiente para todos, así que yo me privaré de ello». Esos sentimientos no son agradables y al final conducen al resentimiento. Hay abundancia para todos y cada persona tiene la responsabilidad de invocar sus propios deseos. No puedes invocar algo en nombre de otra persona porque no puedes pensar ni sentir por otro. Tu trabajo eres Tú. Cuando sentirte bien se convierte en tu prioridad, esa espléndida frecuencia irradia y alcanza a los que tienes más cerca.

DR. JOHN GRAY
Tú eres tu solución. No señales a otro diciendo: «Estás en deuda conmigo y has de darme más». Por el contrario, tienes que darte más a ti mismo. Dedica tiempo a darte a ti mismo, y en cierto sentido a satisfacerte el máximo posible hasta que des a chorros.

«Para conseguir amor... llénate de amor hasta convertirte en un imán». Charles Haanel

A muchos nos han enseñado que primero son los demás, y el resultado es que hemos atraído sentimientos de no ser merecedores de las cosas. Mientras íbamos albergando esos sentimientos, continuábamos atrayendo más situaciones que nos hacían sentirnos más indignos y que no teníamos suficiente. Debes cambiar esa forma de pensar.

«Sin duda, para algunos, la idea de darse tanto amor a uno mismo puede parecerles muy fría, difícil y poco compasiva. Sin embargo, este asunto puede contemplarse desde otra perspectiva cuando descubrimos que «cuidar al Número Uno», tal como indica lo Infinito, es en realidad cuidar al Número Dos y la única forma en que podemos beneficiar permanentemente al Número Dos». Prentice Mulford

A menos que primero te llenes a ti mismo, no tendrás nada que dar a los demás. Por lo tanto es imprescindible que primero cuides de Ti. Vela primero por tu felicidad. Las personas somos responsables de nuestra propia felicidad y haz lo que te haga sentirte bien, sé una persona con la que apetezca estar, sé un ejemplo para todas las personas de tu vida, ya sean adultos o niños. Cuando eres feliz no piensas en dar, pues das a chorros como algo natural.

LISA NICHOLS
Me embarqué en muchas relaciones con la esperanza de que mi pareja me mostrara mi belleza, porque yo no podía verla. Cuando todavía estaba creciendo, mis héroes o mis heroínas eran la Mujer Biónica, la Mujer Maravilla y los Ángeles de Charlie. Y aunque eran maravillosas, no se parecían a mí. No fue hasta que me enamoré de Lisa ―me enamoré de mi piel achocolatada, de mis labios gruesos, de mis caderas redondeadas y de mi pelo negro y rizado―, que el resto del mundo se pudo enamorar de mí.

La razón por la que te has de querer es porque es imposible que te sientas bien si no te quieres. Cuando no estás a gusto contigo, estás bloqueando todo el amor y el bien que te tiene reservado el Universo. Cuando te sientes mal contigo mismo, es como si tú mismo estuvieras chupándote la vida, porque todo lo bueno, en todas las áreas ―incluida la salud, el dinero y el amor―, está en la frecuencia de la felicidad y de sentirse bien. El sentimiento de gozar de una energía ilimitada y el sorprendente sentimiento de salud y bienestar están en la frecuencia de sentirse bien. Cuando no te sientes bien contigo mismo, estás en una frecuencia que atrae a más personas, situaciones y circunstancias que continuarán haciendo que te sientas mal.

Debes cambiar de enfoque y empezar a pensar en todas las cosas maravillosas que hay en Ti. Observa tus aspectos positivos. Cuando te enfocas en esas cosas, la ley de la atracción te mostrará más cosas bellas de Ti. Atraes lo que piensas. Lo único que tienes que hacer es empezar con un pensamiento prolongado de algo bueno respecto a Ti, y la ley de la atracción responderá dándote más pensamientos similares. Busca las cosas buenas que hay en Ti. ¡Busca y encontrarás!.

BOB PROCTOR
Hay algo extraordinario respecto a ti. Me he estado estudiando durante cuarenta y cuatro años. ¡A veces hasta tengo ganas de besarme! Tú también llegarás a quererte. No estoy hablando de engañarte. Estoy hablando de un respeto sano por tu persona. Cuando te amas a ti mismo, automáticamente amas a los demás.

MARCI SHIMOFF
Estamos muy acostumbrados en nuestras relaciones a quejarnos de los demás. Por ejemplo: «Mis compañeras de trabajo pasan de todo, mi esposo me pone histérica, mis hijos son muy difíciles». Siempre nos enfocamos en los otros. Pero para que funcionen las relaciones, hemos de enfocarnos en lo que apreciamos de la otra de la otra persona, no en lo que no nos gusta.

Cuando nos quejamos de esas cosas, sólo conseguimos más de lo mismo. Aunque estés pasando una etapa muy dura en una relación ―las cosas no funcionan, no te llevas bien, tienes a alguien en tu contra―, todavía puedes cambiar esa situación. Toma papel y lápiz y durante el mes siguiente escribe todas las cosas que aprecias de esa persona. Piensa en todas las razones por las que la quieres, aprecia su sentido del humor, aprecia su apoyo. Descubrirás que cuando te enfocas en apreciar y reconocer sus puntos fuertes, esos aspectos se manifestarán más y los problemas desaparecerán.

LISA NICHOLS
Con frecuencia das a los demás la oportunidad de crear tu felicidad y muchas veces no lo consiguen. ¿Por qué? Porque la única persona responsable de tu felicidad, de tu estado de dicha total, eres tú. Por eso ni siquiera tus padres, hijos o pareja tienen control alguno sobre la misma. Simplemente tienen la oportunidad de compartirla contigo. Tu felicidad reside dentro de ti.

Toda tu felicidad está en la frecuencia del amor, la frecuencia más alta y poderosa. No puedes retener el amor en tu mano. Sólo puedes sentirlo en tu corazón. Es un estado de ser. Puedes ver la evidencia de ese amor expresándose a través de las personas, pero el amor es un sentimiento y tú eres el único que puede irradiar y emitir ese sentimiento y cuando amas estás en armonía total con el Universo. Ama todo lo que puedas. Ama a todas las personas que puedas. Enfócate sólo en las cosas que amas, siente el amor y experimentarás que ese amor y dicha vuelve a ti ¡multiplicado! La ley de la atracción ha de enviarte más cosas para amar. Cuando irradias amor, te parece que el Universo entero lo está haciendo todo por ti, atrayendo todas las cosas bellas hacia ti, atrayendo a todas las personas buenas, en verdad, así es.
 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner