Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 486 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

DINERO...QUE PIENSAS DE EL? PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 
Escrito por María José Samper, Camilo Pinto, Jorge Arenas, Mauricio Roca   

Tomado del libro Mis Finanzas Personales

<<Si me hago caso a mí mismo, voy a acabar como yo>>

Hay un ciclo que funciona para sus pensamientos y su sistema de creencias: mis creencias determinan mis acciones, mis acciones determinan mis hábitos y mis hábitos determinan mis resultados.

Todo inicia con la forma como pensamos y la forma como vemos el mundo. Las creencias y los pensamientos que tenemos determinan lo que hacemos. Lo que hacemos de manera repetida genera los hábitos que tenemos en nuestra vida, independientemente de que sean malos o buenos.

Dependiendo de los hábitos que tenemos, obtenemos los resultados que son visibles en nuestra vida, en diferentes áreas, en el área familiar, la afectiva, la profesional, en nuestros resultados financieros y también en el manejo del dinero. Entonces todo inicia y todo apunta a la forma como pensamos.

Ahora piense usted: ¿Cuáles son sus creencias sobre el dinero? ¿Qué piensa usted sobre el ahorro, sobre las inversiones, sobre las deudas? ¿Qué piensa sobre ser financieramente seguro? ¿Qué piensa sobre la idea de ser rico? ¿Lo ve viable para usted? ¿Cree usted que la posibilidad de lograr estabilidad financiera está ahí para unos pocos? O ¿Cree que las personas que aplican los mismos principios tienen altas posibilidades de llegar a lograr resultados similares? ¿Está usted obteniendo los resultados financieros que quiere? Si la respuesta es no, ¿No cree que debe reconsiderar la forma como está pensando sobre alguno de estos temas?

Reflexione sobre estas tres frases:

<<Si quiero cambiar mis resultados, tengo que cambiar mi forma de pensar, tengo que cambiar mis creencias>>.

<<Si me hago caso a mí mismo, voy a acabar como yo>>.

<<Locura es pretender tener resultados distintos haciendo lo mismo y pensando de la misma forma>>.

CREENCIAS QUE NO LE PERMITEN LOGRAR SUS SUEÑOS

Creencia limitante No. 1: Todavía no gano suficiente para poder ahorrar.
¿Qué tan buen administrador ha sido de su dinero? De todo el dinero que ha pasado por sus manos, ¿Ha logrado retener algo y multiplicarlo? O sólo ha sido un canalizador de riqueza por donde la plata ha pasado y se ha ido de sus manos.

No se necesita ganar cierta cantidad de dinero para poder ahorrar, es una disciplina y una creencia que se puede empezar a aplicar en el momento en que lo decida. Hágase la siguiente pregunta:

¿Qué tan bueno es para acumular dinero y para generar riqueza?

Hay dos conceptos que pueden ayudarle para tener unas finanzas personales sanas y una buena calidad de vida, en la que puede tener una buena combinación de tiempo y dinero.

• Activos productivos: son aquellas cosas que posee que le ponen dinero en el bolsillo.

• Activos no productivos: aquellas cosas que posee que no le ponen dinero en el bolsillo.

Para entender mejor estos dos conceptos, pregúntese: ¿El carro que usted tiene es un activo productivo o un activo no productivo? En la mayoría de las veces, un carro es un activo no productivo. Es decir, aunque ese carro tiene un valor en el mercado y usted lo puede vender por una suma de dinero, mientras está en su poder y lo usa no le está generando ingresos. Al contrario, usted está gastando dinero porque ese carro le genera gastos adicionales como impuestos, taller, cambio de aceite, gasolina, etc. Ese carro es un gusto que usted se está dando, que le genera satisfacción pero, claramente, desde el punto de vista de generación de riqueza, es un activo no productivo.

Ahora bien, si usted es una persona que tiene una flotilla de taxis que trabajan para usted, ¿Cada uno de esos taxis es un activo productivo o un activo no productivo? Según lo anterior, en este caso, cada taxi es un activo productivo porque le está generando dinero.

En conclusión no es el activo como tal lo que lo hace productivo o no productivo, sino el uso que se le dé a ese activo.

Creencia limitante No. 2: Se necesita dinero para ganar dinero.
Si bien es cierto que con la actitud adecuada y un buen manejo financiero una persona puede generar dinero de manera más rápida, también es cierto que aunque usted no tenga dinero, si aplica las estrategias correctas y maneja su dinero de forma correcta, puede tener posibilidades de generar buenos ingresos, de construir un patrimonio interesante, de tener una mejor calidad de vida y de conseguir libertad financiera.

En una publicación por Internet de la revista Forbes de septiembre de 2008, un alto porcentaje de las 400 personas más ricas de Estados Unidos fueron personas que crearon su riqueza de la <<nada>> o, como dirían los americanos, fueron <<self-made>>.

Creencia limitante No. 3: Eso es en Estados Unidos, aquí eso no funciona.
Son los conceptos, la manera de pensar, de ver y asumir la vida y la filosofía que está detrás de las personas exitosas lo que precisamente las hace exitosas. Y esa forma de pensar se puede aplicar y funcionar en cualquier lugar del mundo.

Muchos dicen que estamos en países subdesarrollados y no en países desarrollados. Sin embargo, los países están conformados por personas y lo que hace que los países sean desarrollados es que esos países están conformados por personas que piensan de una manera desarrollada. Así mismo, los países subdesarrollados están conformados por personas que piensan de manera subdesarrollada. La buena noticia es que las formas de pensar se pueden aprender. Se pueden modificar y cambiar. Todos podemos aprender a pensar como individuos económica y financieramente desarrollados.

Creencia limitante No. 4: Soy joven, todavía tengo mucho tiempo para preocuparme.
Lo ideal es que desde el momento en que usted es productivo económicamente hablando, usted puede tomar control de sus finanzas personales a través de la planeación financiera.

Es cierto que <<nunca es tarde>> para empezar; pero también es cierto que mientras más joven se inicie con el proceso de concientización sobre la importancia de la planeación financiera y del buen uso de las finanzas personales, hay más posibilidades de construir una vida de éxito financiero.

Creencia limitante No. 5: La única forma de hacer dinero es heredándolo o ganándose la lotería.
Alguien decía alguna vez que es más fácil que a una persona le caiga un rayo dos veces en el mismo lugar, que ganarse la lotería.

Creencia limitante No. 6: Es mejor vivir el presente.
Muchas personas dicen esto como si manejar adecuadamente sus finanzas fuera totalmente excluyente con no vivir el presente. Muchas de las personas que tienden a pensar de esa manera son los que viven tragedias financieras. Son personas que en la mayoría de los casos tienen que trabajar indefinidamente o necesitan vivir en su vejez con la ayuda económica de sus hijos.

Es posible planificar para un futuro y manejar correctamente sus finanzas y al mismo tiempo vivir el presente de una manera adecuada.

Creencia limitante No. 7: El que nada debe, nada tiene.
El mundo moderno nos bombardea constantemente con mensajes sobre el infinito número de posibilidades mediante las cuales una persona puede comprar miles de cosas por medio de tarjetas de crédito, créditos de consumo, etc. Es tanta nuestra necesidad de obtener las cosas de manera inmediata, que muchas personas cometen errores sumamente graves en el manejo de sus finanzas; errores que tardan años en corregir y que les restan posibilidades de lograr unas finanzas personales sanas.

El gran inconveniente es que la inmensa mayoría de las personas adquiere deudas malas. Una deuda mala es una deuda que se usa para el consumo y nos obliga a pagar un costo financiero innecesario por la adquisición de algo que queremos comprar o de algún gusto que queremos darnos. El problema con estas deudas es que progresivamente van elevando el nivel de gastos de una persona.

Sin embargo, vale la pena aclarar que no todas las deudas son lamas, hay deudas buenas, que son las que se usan para montar empresas o negocios en los cuales el costo financiera de las deudas es asumido por los ingresos del negocio.

Creencia limitante No. 8: No hablar de dinero evita problemas.
Las personas a veces tienen la sensación de que el dinero es malo. Sienten muchas veces que hablar de dinero con su cónyuge y/o con sus hijos es algo que se debe evitar. En nuestros estudios hemos detectado que no hablar de este tema de manera abierta y objetiva crea un bloqueo mental, un bloqueo de las creencias más arraigadas que tenemos y que de hecho nos limita hacia la creación de una vida de tranquilidad económica y riqueza.

En muchas ocasiones, además tendemos a ver a las personas exitosas según uno de dos lentes, ambos extremos: el primero, un lente con el cual los vemos con un sentimiento de admiración exagerada, servilismo, de poco merecimiento y con una evidente baja autoestima, que muestra a leguas la falta de creencia de poder llegar a ser así; el otro, con un lente de envidia, resentimiento y hasta odio. Ambos extremos alejan a las personas de lograr una vida financiera exitosa.

En realidad el dinero no es ni bueno ni malo, es un medio que se utiliza para lograr lo que queremos y el cual tenemos que aprender a manejar.

Creencia limitante No. 9: Me importa mucho cómo me ven los demás.
Estar pendiente del <<que dirán>>, preocuparse por aparentar es algo que se ve todos los días. Compararse constantemente con el vecino, con el compañero del trabajo, con los familiares y con los amigos no siempre es una buena decisión.

Tomar decisiones financieras basados en <<el vecino cambió de carro>>, <<mi cuñado se compró este TV>>, <<Jorge se dio estas vacaciones>>, etc., es tomar estas decisiones con los criterios equivocados, por lo menos desde el punto de vista de lograr unas finanzas personales sanas.

Casi siempre darle mucha importancia a cómo nos ven los demás sólo denota un algún tipo de problema de autoestima o un ego sin control. El problema es que si se piensa así por un período prolongado de tiempo, se tiende a hacerse un sinfín de malas decisiones financieras que probablemente tenderán a llevarlo a situaciones difíciles desde el punto de vista financiero, e incluso la quiebra.

Lo importante no es no darse gustos, ni comprar cosas que queremos comprar; lo importante es hacerlo de una manera adecuada, que esté alineada con nuestros objetivos más importantes para nuestras vidas y de acuerdo con la realidad financiera de cada cual en un momento determinado.

Creencia limitante No. 10: Yo me las sé todas.
Muchas personas, sobre todo cuando ya han sobrepasado cierta edad y ya han pasado miles de situaciones y experiencias, o cuando sienten que tienen muchos títulos, tienden a sentir que ya saben cómo las cosas funcionan en muchas áreas de la vida. Sin embargo, es importante hacer un autoexamen a profundidad y preguntarse en el área que nos compete, es decir e de las finanzas personales, cómo son los resultados que se tienen. Cuando los resultados que se tienen en un área de la vida no son los esperados, no importa la experiencia ni la edad, sólo hay una verdad que sale a relucir: en esa área hay todavía mucho que aprender y que cambiar. Si no fuese así, los resultados a mostrar serían diferentes.

Las personas que creen que ya han aprendido todo en la vida y les falta humildad probablemente no lograrán aprender de sus errores y los cometerán una y otra vez.



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner