Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 453 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

COMO CAMBIAR ALGO NEGATIVO PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Escrito por RHONDA BYRNE   

Tomado del libro El Poder

Si hay algo negativo en tu vida y quieres cambiarlo, el proceso es el mismo: da amor imaginando y sintiendo que tienes lo que quieres. Recuerda que cualquier cosa negativa es falta de amor, así que tienes que imaginar lo opuesto a la situación negativa, ¡porque lo opuesto es el amor! Por ejemplo, si tienes una enfermedad que quieres que desaparezca, da amor para que tu cuerpo esté saludable.

Si estás utilizando el Proceso Creativo para cambiar algo negativo, debes saber que no tienes que convertir lo negativo en positivo. Eso parece demasiado difícil y no es así como funciona la creación. Creación significa que algo nuevo se crea. Ni pienses en lo que quieres cambiar. Lo único que tienes que hacer es dar amor por lo que quieres, y la fuerza del amor te remplazará la negatividad.


Si una persona se lesiona y está bajo cuidado médico, pero las cosas no mejoran, ello quiere decir que está imaginando y sintiendo la lesión más que lo que está imaginando y sintiendo una recuperación total. La manera de inclinar la balanza hacia la recuperación es imaginando y sintiendo más una recuperación total que no teniéndola. El hecho que puedas imaginar una recuperación total quiere decir ¡que ya existe! Impregna tu campo magnético de sentimientos buenos acerca de cualquier cosa y de todo lo que te hace sentir bien. Eleva el amor en cada área de tu vida. Siéntete bien lo más que puedas, porque cada momento en que das amor te trae una recuperación total.

Sea que quieras cambiar tu salud, tu dinero, las relaciones o cualquier otra cosa, ¡el proceso es el mismo! Imagina lo que quieres. Imagina y siente amor por  tenerlo. Imagina cada escena y situación posible con lo que deseas, y siente que ya lo tienes. Trata de pasar siete minutos cada día imaginando y sintiendo que tienes lo que quieres. Hazlo cada día hasta que sientas que ya tienes tu deseo.

Hazlo hasta que sepas que tu deseo te pertenece, como sabes que te pertenece tu propio nombre. Con algunas cosas lograrás esta sensación después de sólo uno o dos días. Otras cosas pueden demorar más. Entonces simplemente sigue tu vida, dando tanto amor y tantos buenos sentimientos como puedas porque mientras más amor das, más pronto recibirás lo que deseas.

Después de imaginar y sentir que tienes lo que quieres, estarás literalmente en un mundo nuevo con lo que has imaginado, de modo que no contradigas ese mundo nuevo contándole a todo el mundo que tienes una lesión que no está mejorando, porque entonces estarás otra vez imaginando lo peor y regresarás al viejo mundo. Cuando imaginas lo peor, eso será lo que recibes de vuelta. Cuando imaginas lo mejor, eso será lo que recibes de vuelta. Si alguien te pregunta cómo está tu lesión, puedes decirle: "Me siento cien por ciento bien otra vez y mi cuerpo está respondiendo". Puedes decir: "Esto ha sido una bendición porque me ha hecho apreciar mi cuerpo y mi salud más que nunca en mi vida". O si eres lo suficientemente audaz, puedes decir: "Tengo la recuperación total agarrada por los cuernos".

No puedes hablar de algo que no quieres sin sentirte mal. Es así de sencillo, pero la gente está tan acostumbrada a no sentirse bien durante tanto tiempo que ni siquiera nota lo mal que se siente cuando está imaginando y hablando de lo que no quiere. Cuando te vuelvas más consciente de cómo te sientes, y te preocupes más por tus sentimientos, llegarás al punto en que el más ligero descenso en tus buenos sentimientos te resultará insoportable. Estarás tan acostumbrado a sentirte bien, estarás tan consciente de tus sentimientos, que si tienes una baja te darás cuenta y enseguida te sobrepondrás y te sentirás bien. Se supone que te sientas bien y feliz la mayor parte del tiempo, porque estás llamado a tener una vida fenomenal, ¡y no hay otra manera en que puedas lograrla!

Cómo eliminar los malos sentimientos.

Puedes cambiar cualquier cosa en tu vida cambiando la manera de sentirte. Cuando cambias cómo te sientes acerca de cualquier tema, ¡el tema tiene que cambiar! Pero para cambiar tu manera de sentir no trates de deshacerte de los malos sentimientos, porque todos los malos sentimientos se deben simplemente a la falta de amor. ¡Lo que debes hacer es incorporar amor! No trates de deshacerte de la ira y la tristeza; la ira y la tristeza desaparecen cuando incorporas amor. No hay nada que sacar de tu vida. Cuando incorporas amor, todos los malos sentimientos desaparecen.

Hay una sola fuerza en la vida y esa fuerza es el amor. O te sientes bien porque estás lleno de amor, o te sientes mal porque estás vacío de amor, pero todos tus sentimientos obedecen a diferentes grados de amor. Piensa en el amor como si fuera agua en un vaso, y el vaso es tu cuerpo. Cuando un vaso tiene sólo un poco de agua, está vacío. No puedes cambiar el nivel de agua en el vaso luchando contra la parte vacía y tratando de eliminarla. El vacío desaparece cuando llenas el vaso de agua. Cuando tienes sentimientos malos, estás vacío de amor, y cuando incorporas amor en ti, los malos sentimientos desaparecen.

No resistas los malos sentimientos.

Todo tiene su lugar perfecto en la vida, incluidos los sentimientos malos. Sin malos sentimientos, no sabrías lo que es sentirte bien. Sentirías sólo ese sentimiento aburrido todo el tiempo porque no tendrías con qué comparar lo que sientes. No sabrías cómo sentirte verdaderamente feliz, emocionado o alegre. Es mediante la tristeza que sabes lo bien que te sientes cuando eres feliz. No puedes quitarle a la vida los malos sentimientos porque son parte de la vida y, sin ellos, ¡no tendrías sentimientos buenos!

Si te sientes mal por tener malos sentimientos, estás añadiéndole más poder a tus sentimientos malos. No sólo empeorarían tus malos sentimientos, sino que aumentaría la negatividad que proyectas. Ahora entiendes que los sentimientos malos no te dan la vida que quieres, lo cual te hará más consciente de no dejar que los malos sentimientos se apoderen de tu ser. Tienes control sobre tus sentimientos, y si tienes un sentimiento malo que te está molestando, ¡una manera de descargar su energía es relajándote!

¡Se supone que la vida sea divertida! ¡Cuando te estás divirtiendo, te sientes fenomenal y recibes grandes cosas! Cuando tomas la vida demasiado en serio, recibes cosas serias. La diversión te da la vida que quieres, y tomar las cosas en serio te da una vida que tienes que tomar en serio. Tienes el poder sobre tu vida, y puedes usarlo para diseñar tu vida de la manera que quieras, pero por tu propio bien, ¡relájate!

Para relajarme acerca de sentimientos malos, he imaginado que los malos pensamientos son caballos salvajes. Hay un caballo furioso, un caballo resentido, un caballo que señala culpas, un caballo malhumorado, un caballo maniático, un caballo gruñón, un caballo irritado, de todos los tipos. Hay un establo lleno de caballos de malos sentimientos. Si me siento decepcionada sobre algo que ha ocurrido, entonces me digo: "¿Por qué me subí al caballo de la decepción?

Desmóntate ahora mismo, porque está cabalgando hacia más decepción aún y tú no quieres ir adonde él va". Y así imagino que los malos sentimientos son caballos salvajes a los que me subo, y si me he subido a ellos, puedo también desmontarme. No considero los malos sentimientos como mi verdadera personalidad o la de cualquier otra persona, porque eso no es cierto. Los malos sentimientos no son lo que eres ni lo que es nadie. Un sentimiento malo es algo que te has permitido tener, y puedes optar por desmontarte de ese caballo con la misma rapidez con que te subiste a él.

Pensar en los malos pensamientos como caballos salvajes a los que te has subido ¡es una manera de quitarles poder! Si alguien cercano a ti está de mal humor, su sentimiento malo tendrá menos poder para afectarte si imaginas que está subido a un caballo malhumorado. No vas a tomar su malhumor como algo contra tu persona. Pero si lo tomas como algo personal y su malhumor te contagia, ¡entonces tú también te subiste a ese caballo malhumorado!

Y así, con cualquier cosa que no quiero en la vida uso mi imaginación para divertirme y quitarle poder a las cosas que no quiero. A veces mirándome a mí o a otras personas montando caballos salvajes en varias situaciones en la vida me hace reír, ¡y reírte de ti mismo por un sentimiento malo es un logro importante! Acabas de cambiar tu vida.

De modo que si te sientes mal, no le des a ese sentimiento malo más poder reprochándote que te sientes mal. Si haces eso, estás dándole fuete y provocándole un mayor frenesí negativo a un caballo salvaje. La idea es no odiar los malos sentimientos, sino optar deliberadamente por tener buenos sentimientos y hacer eso con mayor frecuencia. Cuando resistes los malos sentimientos, ¡aumentan! Mientras más rechazas los malos sentimientos, más irás aumentándolos. Mientras más resistes cualquier cosa en la vida, más la estarás atrayendo hacia ti. Así que no hagas caso a los malos sentimientos que surjan en tu vida. No los resistas en modo alguno y así les quitarás todo su poder.
 

 

 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner