Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 400 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

EL PODER DEL ESTILO PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Escrito por Pilar Castaño   

(Extraído del libro “Señor Espejo”)
Pilar Castaño

“El estilo es la manera simple de decir cosas complicadas”
Jean Cocteau
 
Son tantos los ingredientes que componen la receta de una mujer con estilo, que si existiera la receta ideal, tendría que tener:



Y ¡Que viva la vida!!
 
El estilo es un lenguaje propio que transmitimos de mil maneras, y la moda es una de ellas con su lenguaje personal, sobre todo en estos tiempos en que la primera impresión que damos es definitiva.

El estilo se define como algo muy natural, sin mayor explicación, una mujer que está bien dentro de su piel. Una mujer que no sigue dictámenes es más ella, es su propia moda; sabe lo que quiere y cómo y cuándo lo quiere.
 
Todos tenemos también unos tonos con los que vivimos, el de la piel y el del color de los ojos; lo demás es peluquería y maquillaje. Ese color de piel, junto con el que decidimos llevar en el pelo, es el punto de partida para escoger los tonos de las prendas que vamos a usar.
 
Al definir cuál es nuestro estilo, debemos tener claro que este será el lenguaje coherente que proyectamos de nosotras mismas, de dentro hacia fuera, como el aroma que permanece cuando salimos de una habitación. Por eso, no hay que tomar a la ligera el perfume con el cual nos identifican, sobre todo en la intimidad.
 
La mujer clásica por ejemplo, busca transmitir con muy pocos elementos y tonos muy fáciles de combinar, como el negro y el blanco, que son el origen de todo, en la moda…en el cine…en la fotografía. El negro guarda sombras, las formas puras; el blanco es el reflejo de la luz.
 
Un simple detalle puede cambiarlo todo. El estilo refleja la personalidad de cada mujer, que es única, con su historia muy personal. El estilo no es sinónimo de marcas de lujo. Todas las mujeres soñamos con ser, en algún momento, princesas, y este gran efecto se puede lograr con el mínimo. El gran secreto es tener ojo clínico para descubrir en el mercado masivo, en las grandes superficies o en una pequeña boutique de barrio, grandes clásicos de la moda, como una fantástica camisa blanca que nos aclara las facciones, nos ilumina y que además sirve para cualquier hora del día y puede durarnos toda la vida…
 
Hablar de mujeres clásicas no quiere decir que las modernas, bohemias y vanguardistas no tengan estilo; por el contrario, toda mujer que tenga claro su discurso frente a cómo debe manejar su guardarropa ya tiene domesticado el tema. ¿Qué largo le conviene a la forma de sus piernas, qué altura de tacones alarga su cuerpo, qué tamaño de montura la hace ver más atractiva o intelectual, qué corte de pelo va con el óvalo de su cara, qué estilo resalta sus formas? ¿Pantalón?, ¿Falda?, ¿Jeans? O ¿Niña buena? Para las distintas ocasiones ya tiene, de una forma clásica o audaz, su estilo.
 
Pero no existe Un estilo, existen Los estilos. Cada persona puede tener el suyo; de hecho, puede crearlo.
 
El estilo de vida lleva su nombre porque debemos permitir que todo nos inspire; un buen libro, un viaje, una película, la arquitectura, la pintura, tantas…tantas cosas que vivimos a diario, lo que nos divierte o aburre, la gente que nos rodea, hacen parte de nuestra identidad y cultura, en una palabra, de nuestro estilo.
 
Dijo el niño terrible de la moda Yves Saint Laurent: “La moda pasa, el estilo es para siempre”…


Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner