Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 385 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

LA PRISION DE LA PERCEPCION - ABUNDANCIA PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Escrito por BOB PROCTOR   

Tomado del libro It’s Not About The Money

Cómo puedo pensar en prosperidad cuando no tengo dinero? Cómo puedo imaginarme una vida de abundancia cuando estoy estancado en un trabajo que odio? Cómo puedo invertir mi dinero en oportunidades cuando cada peso lo necesito para mantener a mi familia? Este tipo de pensamientos envenenan el estado de conciencia de abundancia; infectan tu habilidad para creer y ver a donde necesitas ir y qué necesitas hacer. Estas preguntas le aclaran a cualquiera que quien se las ha hecho, tiene un camino muy largo por andar antes de obtener un estado de conciencia abundante. Se han metido en una prisión que ellos mismos han creado y botaron la llave. Se han convencido a sí mismos que no pueden alcanzar sus sueños. Porque alguien haría algo tan horrible a sí mismo?


Aun así, muchos de nosotros lo hacemos, cada día. Esa prisión es un lugar congestionado. La prisión de la percepción. Hay una razón para esto: porque las paredes de esta prisión no son reales –sólo parecen serlo. Construimos las paredes de nuestra propia celda privada con ladrillos hechos de presunciones e ideas acumuladas por toda una vida. Seguro te son familiares algunas de ellas:

•    No soy lo suficientemente inteligente
•    No tengo suficiente dinero
•    No tengo suficiente tiempo
•    No me he graduado de la universidad
•    Tengo miedo a fallar
•    Estoy muy viejo
•    Estoy muy joven

Estos pensamientos negativos se han metido en la mente a través de la repetición, hasta tu subconsciente – que es un maravilloso y espiritual lugar donde residen las emociones, y donde todo es posible- está tan lleno de estos pensamientos, que ellos son los que determinan lo que pensamos. Y como cosas negativas pasan en nuestra vida, estos se refuerzan y su poder crece. Esta es la razón por la cual la mayoría de nosotros estamos convencidos de que nunca viviremos una vida abundante: en nuestra mente subconsciente estamos programados para creer esto.

Cambiar este estado mental es difícil. Toma tiempo. Se requiere trabajo duro para sobrepasar estas creencias. Si la mayoría de nosotros nos tomaremos el tiempo de pensar por un momento, nos daríamos cuenta que los conceptos que controlan nuestra vida son ridículos! Pero nosotros no, así que podemos seguir andando, ignorando las paredes de la prisión que construimos alrededor nuestro. Esto es lo que necesitamos cambiar. No es fácil. De hecho, lucharás contra esto durante toda tu vida. Esto es porque tienes que practicar e internalizar que creer es ver. Comprometerte con esto. Realmente aceptarlo, y se irá volviendo más y más fácil a medida que te muevas hacia tus sueños.

Hay cosas que puedes hacer para empezar inmediatamente. Estos son los primeros pasos en lo que se convertirá tu vida –una vida abundante. Primero, necesitas creer que te mereces la abundancia. Esto parece muy simple, aun así, muchas personas no logran captarlo. Le damos mucho crédito al dinero, de hecho, el dinero es simplemente una remuneración por un servicio prestado. Y si vas a ganar mucho dinero, necesitas dar mucho servicio. Puedes hacer esto: es tu derecho a hacerlo si lo deseas, como cualquier persona. No es suficiente decir que quieres la prosperidad –tienes que creer que también te la mereces. De otra manera es como manejar con un pie en el freno y el otro en el embrague- el motor enciende, pero no irás a ningún lado.

Para muchas personas, buscar la prosperidad los enreda en todo tipo de emociones negativas –que es codicioso, egoísta, que puede destruir sentido de ser de una persona. Pero, al igual que la noción de que el dinero no puede comprar la felicidad, este tipo de emociones negativas respecto a la abundancia son simples excusas para hacerte sentir mejor al no tenerlo.

He aquí la verdad: tener más dinero no te cambiará como persona. Lo hará, sin embargo, magnificando la persona que ya eres. El dinero tiene la grandiosa habilidad de revelar el carácter. Si eres tacaño y cruel, el dinero expondrá completamente estos rasgos negativos, así que serán obvios e inconfundibles. Pero si eres una persona de espíritu generoso. Alguien que cuida, da y se compadece de quienes están a su alrededor, piensa en que le permitirá hacer tener abundancia!

Entra en tu búsqueda de la abundancia con un espíritu de generosidad y toda la creatividad curiosa que tienes. Por qué? Porque la única manera de ganar dinero es dando algo –un producto, un servicio, o una idea- que entregue un valor agregado a la vida de las otras personas. Piensa en como tú puedes hacerle frente a los retos del día a día, y hacerlo más rápido, más eficiente o inclusive más divertido para la gente. Entre más grande sea el problema que resuelvas, más dinero fluirá hacia ti. Históricamente, la gente prospera, siempre ha tenido múltiples fuentes de ingresos. En otras palabras, ellos han encontrado múltiples formas de proveer un servicio. Al crear una nueva conciencia de abundancia y llegar nuevas oportunidades, empieza a pensar en estas oportunidades teniendo en cuenta un ingreso pasivo. Es un concepto clave: Ingreso pasivo es algo que haces una vez y recibes su pago múltiples veces. Piénsalo: si todo lo que haces es intercambiar tiempo por dinero, tu abundancia es limitada. Después de todo, hay solo un número de horas al día.

Como lo resuelves? Creando fuentes de ingresos que no demanden tu constante presencia y atención. Mientras estas fuentes de ingreso fluyen hacia ti, puedes usar tu valioso tiempo en cazar ideas para crear más. Como construyes esta creencia de abundancia aun viéndote tan lejos de esto ahora mismo? Primero, tienes que visualizarte con abundancia. Algunos le llaman soñar despierto. La verdad es que visualizar permite que la mente se enganche a lo posible. Esto entrena tu mente en la idea de que tu vida está cambiando, que la abundancia está a tu alcance. Y esto es: una vez domines el poder de tu mente, la abundancia no está solo a tu alcance –es inevitable!

Mucha gente se sorprende al aprender que el millonario pasa la mayor parte de su tiempo pensando en tranquilidad. El estado de conciencia de abundancia les ha enseñado que las ideas nuevas son la sangre de la prosperidad, y visualizarlas haciéndose realidad es esencial. Como puedes saber hacia dónde vas a dirigirse si no has definido con claridad cuál es tu destino? Cuando una persona prospera alcanza una meta, eso era exactamente lo que esperaba –precisamente porque, a través de la visualización, ya ha estado allí. La visualización trae tus sueños de tu mente subconsciente a un lugar donde tu mente consciente puede conectar con ellos.

Para hacer esto efectivamente, tienes que desaparecer de tu mente los pensamientos negativos. Pensar negativamente se ha convertido en una regla en nuestra sociedad. Es aceptado, y ampliamente practicado. Así que tienes que hacer un esfuerzo serio y concienzudo para expulsar estos pensamientos de tu mente. Se vigilante: protege tu mente de estos pensamientos. Sé estricto en qué tipo de pensamientos permites que permanezcan en tu mente. Si te enfocas en lo positivo –grandes ideas, esperando lo mejor, energías creativas positivas- obtendrás muy buenos resultados.

Pero ten cuidado. Monitorea muy de cerca tu dialogo interno –especialmente en términos de lo que las personas te digan sobre dinero, finanzas y abundancia. Recuerda: si ellos no han alcanzado la abundancia que desean, entonces considera seriamente descarta sus opiniones. Si obtienes sabiduría de alguien realmente abundante, abre tu mente a esto y hazlo parte de tu dialogo interno. Aun si no lo entiendes, o no estás de acuerdo, quédatelo. Recuerda: no podrás llegar muy lejos sin un mapa, estas personas son ese mapa. Ellos conocen el camino.

Hazte consciente de tu enfoque: si dices que quieres la abundancia pero constantemente te atacas con la preocupación –sobre como pagarás las cuentas, o hacer el pago del crédito, por ejemplo- no estás atrayendo abundancia en tu vida. Estás en estado mental de carencia. La preocupación es una manera negativa de establecer una meta: al enfocarte en las cosas malas que podrían pasar, le estás diciendo a tu mente que pasarán! Enfócate en lo positivo!
Visualizar tu vida; remover los pensamientos negativos; enfocarte en lo positivo. Usando solo estas tres técnicas, empezarás a ver tu vida cambiar en este momento –hoy. Te darán una base para construir, y un rápido arranque a tu nueva vida. Recuerda: la abundancia no discrimina. Está disponible para todo el que la quiera –incluido tú.

 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner