Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 370 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

COVERTIR EL SEXO EN ALGO SAGRADO PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por CASSANDRA LORIUS   

Tomado del Libro La Biblia del Sexo Sagrado

¿Qué es lo que engrandece al sexo? El sexo pleno te hace sentir nutrido y te conduce a un compromiso aún mayor en la relación. ¡Si deseas más sexo, céntrate en la calidad, no en la cantidad! Las grandes experiencias sexuales alimentan tu apetito de disfrute sexual y profundizan tu apego hacia tu pareja mediante las emociones del amor y la cercanía, unas que afianzan la unión de las personas.

El erotismo implica mucho más que un encuentro de dos cuerpos, por muy apasionado que este sea, en los individuos o en las comunidades. El mejor sexo es aquel durante el cual te abres al amor. Cuando integras pasión, corazón, mente y alma, el sexo se vuelve grande. Para abrirte emocionalmente puede que necesites dejar a un lado todo miedo a ser rechazado o abandonado, pues es difícil conseguir un estado de flujo cuando te estas reteniendo por cualquier razón.

Dejar a un lado el miedo a exponer tu vulnerabilidad te permite revelarte; y como tu pareja a menudo se siente tan vulnerable como tú, eso puede ayudarlos a ambos a relajarse. Si en el pasado has tenido problemas de compromiso, la preocupación y el miedo pueden ser una señal de que está surgiendo una intimidad más profunda...., y la intimidad es un ingrediente fundamental del buen sexo.

La energía sexual fluye por tu cuerpo. El buen sexo implica dejar a un lado la mente y expresar los sentimientos a través del cuerpo. También implica dejar que la energía fluya por todo tu ser. Significa sintonizarte con tu pareja y permitir que la conexión entre ambos adquiera su propia forma...., que pueda variar de día en día. El truco consiste en no tener expectativas, dado que estas tienden a limitar tus posibilidades. Junto a la sensación de relajación y jovialidad recibes un aumento de energía que puedes utilizar para realzar tu relación o para alimentar creativamente la experiencia del día. Si en este mismo momento no tienes ninguna relación, aun así puedes generar energía sexual positiva y dejarla que fluya a través de ti para nutrir tu vida diaria.

El erotismo abarca sensaciones corporales placenteras y emociones positivas como amor, compasión y empatía, además de energías espirituales como conexión y devoción. Este tipo de cualidades son las que infunden sentido al placer sexual. Lo cierto es que, tal y como sucede en otras áreas de la vida, lo que obtenemos del sexo depende de lo que ponemos en él.

La importancia de la comunicación. Para mejorar el sexo tienes que sentirte cómodo con tu pareja para que puedas compartir abiertamente tu experiencia y hablar con tranquilidad. El gran sexo evoluciona a lo largo de un viaje compartido de autodescubrimiento y de desplegar la sensualidad en una relación de confianza y seguridad. El conocimiento de la mecánica del sexo y de las etapas de excitación sexual, a lo que tenemos acceso a partir del trabajo de los primeros terapeutas sexuales como Masters y Johnson, proporciona unos puntos de partida útiles en tu viaje sexual. A partir de ese momento un abanico de otros métodos, extraídos del movimiento de crecimiento personal, puede ayudarte a armonizar tu forma de hacer el amor e inspirarte. La reeducación sexual El sexo sagrado resulta sumamente atractivo para las personas que intuitivamente saben que el sexo es que lo que sus experiencias anteriores pueden haberles ofrecido y desean sobrepasar los límites del sexo tradicional. Si mantienes una relación amorosa, puedes decidir explorar la dimensión sagrada de forma intuitiva, con la ayuda de libros o consultando a un terapeuta sexual que conozca este tema. Puedes incluso decidir probar talleres, si te sientes confiado y aventurero. Pero incluso si no tienes ninguna relación puedes explorar el sexo sagrado empezando a trabajar con tus propias actitudes sexuales.

De todas formas, es posible que nuestros padres y nuestra sociedad no nos haya entrenado en el complejo arte de la relación ni en hacer bien el amor. En nuestra cultura, muchos hombres jóvenes se condicionan a sí mismos a responder sexualmente ante imagines en lugar de experimentar los sentimientos sexuales como una respuesta a la intimidad cada vez más profunda de una amistad que evoluciona. Los consumidores habituales describen como ver pornografía vacía sus relaciones de deseo y excitación, lo que los lleva a necesitar cada vez más estimulación visual. En ausencia de una comunicación real y abierta sobre el sexo y las relaciones, muchos individuos han aprendido un estilo sexual en el que piensan fundamentalmente en su propia gratificación física y tienen una consideración mínima por el placer de su pareja. Las parejas pueden quedarse atascadas en un nivel relativamente disfuncional de interacción sexual durante muchos años. A menudo la pareja sexual no proporciona una información sincera y útil. Esto limita las oportunidades de explorar la sexualidad con honestidad; una pena, porque el sexo bueno puede nutrir la conexión y estimular una comunicación aún mejor. Son muchos los que han escrito advirtiendo de los peligros de reducir el significado de Eros al puro <<sexo>>, lo que contribuye a convertirlo en un mero artículo de consumo, una <<cosa>> que se compra y se vende.

¿Cómo sabes que es amor?


- La aceptación, tanto de ti mismo como de la otra persona, es fundamental para amar.
- Para crear más amor, presta atención a los sentimientos de tu pareja y permanece abierto al juego espontaneo de energía entre ambos.
- El amor es algo que creas y recreas constantemente, en cada momento.
- El amor es una energía, aunque lo que experimentes como un vínculo emocional.
- El amor surge en ti espontáneamente, y tienes el poder de generar más siempre que quieras.
- El amor depende más de tu propio estado interior que de lo que otra persona siente hacia ti.
- La conexión - sintonizarte con otra persona- es el núcleo del amor.
- El amor exige empatía.
- El amor implica rendición.
- El amor puede definirse como abrir el corazón al amado sin exigencias y sin esperar nada a cambio.
- En el amor no hay condiciones ni expectativas.
- El amor te exige que seas flexible y aceptes que los sentimientos aumentan y disminuyen en intensidad y pueden cambiar con el tiempo.
- El amor elude los intentos de controlarlo; te exige que dejes de aferrarte.

Amor frente al sexo. El sexo puede ser egoísta. Con frecuencia esperamos que nuestra pareja gratifique nuestras necesidades sexuales y nos enfadamos si no quieres hacer el amor tanto como nosotros o si no inician el sexo. Si asumes la responsabilidad de tu propia satisfacción sexual, es más probable que tu pareja esta sexualmente más receptiva cuando tu deseo sexual está motivado por una sensación de conexión amorosa.

Resintonizando el cerebro. En el proceso del sexo y el amor están implicadas diferentes partes del cerebro. El amor parece ser mucho más poderoso que el sexo en sus efectos sobre este órgano porque activa complejos caminos neuronales y actúa en zonas cerebrales ricas en dopamina, sustancia química muy asociada con las emociones y su recompensa.

Los terapeutas sexuales y los terapeutas de muchas corrientes creen que el amor es una habilidad que a menudo debemos reprender. Según los descubrimientos de los neudocientíficos, cuando estamos enamorados o mantenemos una relación cercana de apoyo la posibilidad de resintonizar nuestro cerebro para procesar las emociones y experimentar las cosas de una forma diferente es mucho más fuerte. Los estudios del funcionamiento cerebral de meditantes curtidos muestran que podemos cambiar enormemente nuestra forma de experimentar las cosas. El éxtasis es una de esas experiencias para la que tenemos la posibilidad de prepararnos. Para el historiador social Roy Porter este proceso, en el que podemos crear y definir nuestros propios placeres desde nuestro punto de vista único, constituye <<la erótica de la imaginación>>. El Tantra, el neotranta en Occidente, nos recuerdan que podemos aprender estas habilidades y alcanzar el éxtasis.

¿Qué es la experiencia del sexo sagrado? El sexo sagrado implica un cambio de enfoque, buscar nuestro propio placer y poder a dedicarnos a nuestra pareja y apreciar sus cualidades universales, trascendentes, de la relación como parte de un modo mas fundamental de comprender lo que significa estar profundamente conectado el uno con el otro. Esto a menudo conduce a una relación más atenta con todos los que nos rodean y un compromiso más activo con el cuidado de los demás. Algunas parejas describen la intimidad profunda con el amante como algo natural a la euforia. Los individuos describen estas experiencias de éxtasis en términos de sensación global de unión mística que lleva a profundos y a menudo duraderos sentimientos de serenidad y plenitud. En diversas tradiciones místicas estos sentimientos extásicos pueden estar unidos a una visión global religiosa o espiritual, en sentido amplio.

Aunque el sexo ritual está a menudo firmemente encastrado en una perspectiva culturalmente específica y compleja en la que sexualidad es una forma de dominar el impulso sexual y utilizarlo como una especie de motor del desarrollo espiritual, las parejas que no son buscadoras espirituales pueden obtener de él mucha inspiración.

Sexo sagrado para amantes.

- El corazón del sexo sagrado para los amantes modernos es utilizar el modelo de sexo sagrado para imbuir la relación con una conexión amorosa.
- El sexo tántrico nos ensena a sintonizarnos con nuestra pareja y a utilizar la química sexual para sentirnos uno con el otro.
- Llevar lo sagrado al dormitorio; crear un espacio sagrado.
- El arte de crear éxtasis en la vida amorosa.
- Trascender al egoísmo en la relación centrándonos en los aspectos transpersonales del otro.
- Respetar y honrar a la pareja tal y como deseamos ser tratados.
- Crear una profunda conexión del corazón.
- Empezar los juegos previos antes incluso de tocar al otro.
- Cultivar la sensualidad del todo el cuerpo y despertar los sentidos.
- Utilizar la energía sexual como forma de meditación para alcanzar estados de beatitud.

 

 

 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner