Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 459 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

LO QUE TODA MUJER DEBERÍA SABER ACERCA DE LOS HOMBRES PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
Escrito por JHON GRAY   

Tomado del libro Los Hombres son de Marte, las Mujeres de Venus

Si se lo entiende, el ciclo masculino de intimidad enriquece una relación, pero si no se lo entiende correctamente, crea problemas innecesarios. Analicemos un ejemplo: Maggie estaba angustiada, ansiosa y confundida. Ella y su novio, Jeff, se habían estado viendo durante seis  meses. Todo había sido muy romántico. Luego, sin ninguna razón aparente, él comenzó a distanciarse emocionalmente. Maggie no podía entender porque se había retirado en forma tan repentina. Ella me dijo: “Un minuto se mostraba muy atento y al minuto siguiente ni siquiera quería hablar conmigo. Hice todo lo posible para que regresara, pero eso empeoraba las cosas. Parecía tan distante. No sé en qué me equivoqué. ¿Soy tan espantosa?”.


Cuando Jeff se distanció, Maggie se lo tomó en forma personal. Se trata de una reacción común. Pensó haber hecho algo malo y se culpó a sí misma. Quería hacer las cosas bien de nuevo, pero cuanto más trataba de acercarse a Jeff, más se alejaba este. Después de haber asistido a mi seminario, Maggie se sintió muy aliviada. Su ansiedad y confusión desaparecieron de inmediato. Más que nada, dejó de culparse. Tomó conciencia de que cuando Jeff se retiraba no era culpa de ella. Además aprendió por qué él se distanciaba y cómo enfrentar la situación. Meses más tarde, en el curso de otro seminario, Jeff me agradeció por lo que había hecho aprender a Maggie. Me contó que ahora estaban comprometidos para casarse. Maggie había descubierto un secreto acerca de los hombres que pocas mujeres conocían. Maggie se había dado cuenta de que cuando trataba de acercarse cuando Jeff trataba de retirarse, ella en realidad le impedía estirarse hasta donde podía para luego saltar hacia atrás. Al correr detrás de él, ella no le permitía sentir que la necesitaba y que quería estar con ella. Se dio cuenta de que había hecho lo mismo con todas sus relaciones. En forma inadvertida había obstruido un ciclo importante. Al tratar de mantener un grado de intimidad lo había impedido.

CÓMO UN HOMBRE SE TRANSFORMA REPENTINAMENTE

Si un hombre no tiene la oportunidad de distanciarse, jamás tiene la oportunidad de sentir un fuerte deseo de acercarse. Resulta fundamental que las mujeres entiendan que si insisten en una intimidad continua o en correr tras su compañero masculino cuando este se retira, él tratará entonces de escapar y tomar distancia; nunca tendrá oportunidad de sentir apasionado anhelo de amor.

En mis seminarios demuestro esto con una gran banda elástica. Imagine que está sosteniendo una banda elástica. Ahora comienza a estirar su banda elástica tirando hacia la derecha. Esa banda elástica particular puede estirarse hasta doce pulgadas. Cuando la banda elástica se encuentra estirada esas doce pulgadas solo puede volver hacia atrás. Y cuando vuelve tiene mucho poder y mucha energía. Del mismo modo, cuando un hombre se ha apartado hasta su distancia máxima, regresaría con mucho poder y energía. Una vez alcanzado su límite, comienza a experimentar una transformación. Toda su actitud comienza a variar. Ese hombre a quien su pareja parecía no importarle (mientras se estaba alejando) repentinamente siente que no puede vivir sin ella. Experimenta ahora otra vez su necesidad de intimidad. Recobra su fuerza porque su deseo de amar y ser amado han sido despertados nuevamente.

En general, esto confunde a las mujeres porque, según sus experiencias, cuando ellas se retiran, recobrar la intimidad requiere un período de reacomodamiento. Si ellas no entienden que los hombres son distintos en este sentido, pueden llegar a sentir desconfianza hacia su deseo repentino de intimidad y rechazarlos. Los hombres también tienen que comprender esta diferencia. Cuando un hombre salta hacia atrás, antes de que una mujer pueda abrirse nuevamente, por lo general necesita tiempo y conversación para reconectarse.

Esta transición puede resultar muy agradable si un hombre entiende que una mujer puede llegar a necesitar más tiempo para recobrar el mismo nivel de intimidad, en especial si ella se sintió herida cuando él se distanció. Sin esta comprensión de las diferencias, un hombre puede tornarse impaciente porque esta repentinamente dispuesto a retomar el nivel de intimidad en el punto de intensidad en el que estaba cuando se retiró mientras que ella, en cambio, no lo está.

POR QUÉ SE DISTANCIAN LOS HOMBRES

Los hombres comienzan a sentir su necesidad de autonomía e independencia después de haber satisfecho su necesidad de intimidad. Automáticamente, cuando comienza a retirarse, ella comienza a sentir pánico. Ella no se da cuenta de que cuando él se retira y satisface su necesidad de autonomía, repentinamente querrá recobrar la intimidad. Un hombre alterna automáticamente entre la necesidad de intimidad y autonomía.

Por ejemplo, en el comienzo de su relación Jeff era fuerte y estaba lleno de deseo. Su banda elástica se encontraba totalmente estirada. Quería impresionarla, satisfacerla, complacerla y acercarse a ella. Ella también quiso acercarse más. Al abrir su corazón, él se acercó cada vez más. Cuando alcanzaron intimidad, él se sintió maravillosamente. Pero después de un breve período se produjo un cambio. Imagínese lo que ocurrió a la banda elástica. La banda elástica se aflojó. Su poder y su estiramiento desaparecieron. Ya no hubo movimiento. Eso es exactamente lo que ocurre con el deseo de un hombre de acercarse después de lograr la intimidad.

Aun cuando esta cercanía le resulte satisfactoria un hombre comenzará inevitablemente a experimentar un cambio interior. Comenzará a sentir la urgencia de distanciarse. Al haber sacado en forma temporal su sed de intimidad, ahora siente su sed de independencia, de autosuficiencia. Esa necesidad de otra persona ha sido colmada. Puede sentir que se ha tornado demasiado dependiente o quizás no sepa por qué siente necesidad de retirarse.

POR QUÉ LAS MUJERES SE DEJAN GANAR POR EL PÁNICO

Cuando Jeff se retira en forma instintiva sin darle ninguna explicación a Maggie (o a sí mismo), Maggie reacciona con temor. Se deja ganar por el pánico y corre tras él. Ella piensa que ha hecho algo equivocado y que le ha provocado rechazo. Imagina que él espera que restablezca la intimidad. Teme que él no vuelva nunca más. Para empeorar las cosas, ella se siente impotente para hacerlo regresar porque no sabe que hizo para alejarlo. No sabe que esa es solo parte de su ciclo de intimidad. Cuando ella le pregunta qué sucede, él no tiene una respuesta clara para ofrecerle, de manera que se resiste a hablar al respecto. Simplemente sigue distanciándose aún más.

POR QUÉ HOMBRES Y MUJERES DUDAN DE SU AMOR

Sin la comprensión de dicho ciclo, resulta fácil observar como hombres y mujeres comienzan a dudar de su amor. Sin ver como ella estaba impidiendo que Jeff descubriera su pasión, Maggie podía fácilmente suponer que Jeff no la amaba. Sin tener la oportunidad de retirarse, Jeff perdía contacto con su deseo y pasión de acercarse. Podía fácilmente suponer que ya no amaba a Maggie. Después de aprender a dejar que Jeff tomara distancia o espacio, Maggie descubrió que sí regresaba. Practicó frenar el impulso de correr tras él cuando se retiraba y confió en que todo estaba bien. Él siempre regresaba.

A medida que crecía su confianza en este proceso, le resultó más fácil no caer en el pánico. Cuando él se retiraba, ella no corría tras él y ni siquiera pensaba en que había algo mal. Aceptó este aspecto de Jeff. Cuando comenzó a entender sus sentimientos y necesidades cambiantes, confió más en su amor. Estaba en condiciones de contraer un compromiso. El secreto de Maggie y el éxito de Jeff se basaron en la comprensión y aceptación de que los hombres son como bandas elásticas.

CÓMO LAS MUJERES MALINTERPRETAN A LOS HOMBRES

Sin la comprensión de que los hombres son como bandas elásticas a las mujeres les resulta muy fácil malinterpretar las reacciones del hombre. Surge una confusión común cuando ella dice: “Hablemos” y él de inmediato toma distancia emocional. Justo cuando ella quiere abrirse y acercarse, él quiere retirarse. Escucho en general la queja: “Cada vez que quiero hablar, él se aleja. Siento como si yo no le importara”. Ella concluye erróneamente que él nunca quiere hablar con ella. Esta analogía de la banda elástica explica por qué a un hombre le puede importar mucho su pareja pero repentinamente se aleja. Cuando se retira no es porque no quiere hablar. Por el contrario, necesita pasar cierto tiempo a solas; tiempo para ser el mismo cuando no es responsable de ninguna otra persona. Es tiempo de cuidarse a sí mismo. Cuando regresa, esta entonces en condiciones de hablar.

En cierta medida, un hombre se pierde a sí mismo al conectarse con su pareja. Al sentir las necesidades, los problemas, los deseos y las emociones de ella, puede llegar a perder contacto con su propio sentido de la personalidad. El alejamiento le permite restablecer sus límites personales y satisfacer su necesidad de sentirse autónomo. Algunos hombres, sin embargo, pueden describir este alejamiento en forma distinta. Para ellos solo se trata de un sentimiento de “Necesito un poco de paz” o “Necesito estar solo”. Sin considerar como se describe dicho sentimiento, cuando un hombre se retira está satisfaciendo una necesidad válida de ocuparse de sí mismo por un tiempo.

Así como no decidimos tener hambre, un hombre no decide retirarse. Se trata de un impulso instintivo. Puede acercarse hasta cierto punto y luego comienza a perderse. En ese momento comienza a sentir su necesidad de autonomía y se distancia. Al comprender este proceso, las mujeres pueden interpretar correctamente dicho alejamiento.

POR QUÉ LOS HOMBRES SE RETIRAN CUANDO LAS MUJERES SE ACERCAN

Para muchas mujeres, un hombre tiende a retirarse precisamente cuando ella quiere hablar o intimar. Esto sucede por dos razones:
1. Una mujer sentirá en forma inconsciente cuando un hombre se está retirando y justo en esos momentos ella tratará de restablecer su conexión íntima y dirá: “Hablemos”. Cuando él sigue alejándose, ella concluye erróneamente que no quiere hablar y que ella ya no le importa.
2. Cuando una mujer se abre y comparte los sentimientos más profundos e íntimos puede hacer que un hombre sienta la necesidad de retirarse. Un hombre solo puede manejar tanta intimidad antes de que suene su alarma diciendo que es tiempo de encontrar cierto equilibrio mediante el alejamiento. En los momentos más íntimos, un hombre puede cambiar en forma repentina y automática, sentir su necesidad de autonomía y alejarse.

Para una mujer resulta muy confuso que un hombre se aleje por algo que ella ha dicho o hecho. En general, cuando una mujer comienza a hablar de cosas con sentimiento, un hombre comienza a sentir el impulso de alejarse. Ello ocurre porque los sentimientos hacen que los hombres se acerquen y creen intimidad; y cuando un hombre se acerca demasiado, automáticamente se retira. No es que no quiera escuchar cuales son los sentimientos de ella. En otro momento de su ciclo de intimidad, cuando siente la necesidad de acercarse, los mismos sentimientos que pudieron haber provocado su partida lo harán acercarse. No son las cosas que ella dice lo que provoca su alejamiento sino el momento en que las dice.

CUÁNDO HABLAR CON UN HOMBRE

Cuando un hombre se está alejando no es el momento de hablar o de tratar de acercarse. Déjelo retirarse. Después de cierto tiempo, regresará. Se mostrará afectuoso y actuará como si nada hubiese ocurrido. Ese es el momento de hablar. En esos tiempos dorados, cuando un hombre quiere intimidad y está realmente dispuesto a hablar, las mujeres generalmente no inician conversaciones. Esto ocurre por las siguientes tres razones comunes:
1. Una mujer teme hablar porque la última vez que quiso hacerlo él se alejó. Ella supone erróneamente que a él no le importa y que no quiere escuchar.
2. Una mujer teme que el hombre este enojado con ella y espera que él inicie una conversación acerca de sus sentimientos. Sabe que si ella se aleja repentinamente de él, antes de volver a ponerse en contacto necesitaría hablar acerca de lo ocurrido. Espera que él inicie la conversación sobre lo que lo perturbó. Sin embargo, él no necesita hablar acerca de sus sentimientos de perturbación porque no se siente perturbado.
3. Una mujer tiene tanto que decir, que no quiere ser grosera y hablar demasiado. Para ser cortés, en lugar de hablar acerca de sus propios pensamientos y sentimientos comete el error de hacerle preguntas acerca de los sentimientos y pensamientos de él. Cuando éste no tiene nada que decir, ella concluye que él no quiere conversar con ella. Con todas estas creencias incorrectas sobre el hecho de que un hombre no habla, no sorprende que las mujeres se sientan frustradas con los hombres.

CÓMO HACER QUE UN HOMBRE HABLE

Cuando una mujer quiere hablar o siente la necesidad de acercarse, tendría que iniciar la conversación sin esperar que el hombre lo haga. Para iniciar una conversación ella necesita ser la primera en comenzar a compartir aun cuando su pareja tenga poco que decir. A medida que ella sienta aprecio porque él la escucha, él gradualmente tendrá más cosas que decirle. Un hombre puede mostrarse muy abierto para mantener una conversación con una mujer, pero al principio podría no tener nada que decir. Lo que las mujeres no saben es que los marcianos necesitan tener una razón para hablar. No hablan simplemente por el hecho de querer compartir algo. Pero cuando una mujer habla durante un rato, un hombre comenzará a abrirse y a comentar la manera en que se relaciona con lo que ella transmitió. Por ejemplo, si ella habla de alguna de sus dificultades durante el día, él podría compartir alguna de las dificultades de su propio día de manera de entenderse entre sí. Si ella habla de sus sentimientos sobre los niños, él podría entonces hablar acerca de los suyos. A medida que ella se abre y no se siente culpada o presionada, él gradualmente comienza a abrirse.
 

 

 



Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner