Suscribete a nuestro Boletín y recibe todas las novedades de nuestra página web.







Banner


Últimos comentarios

Online
Tenemos 436 invitados conectado(s)

Acceso a Universo VIVA


Banner

SOBRE EL AMOR PDF Imprimir E-mail
Escrito por WALTER RISO   

Esta entrevista se realizó en Bogotá, Colombia, en el mes de septiembre de 2006.

¿La gente sabe amar o, en general, sufre más de lo que goza?
Cuando uno ama bien uno disfruta el mor; es una experiencia, diría casi trascendente. Pero cuando uno ama mal, uno termina en la profundidad de los infiernos. Uno sufre y sufrir por amor tiene una gran desventaja en nuestras culturas y sobre todo en la occidental, porque la depresión se santifica y sufrir por amor convierte a la persona en una especie de heroína o héroe.
Entonces, yo pienso que el amor sano, el amor en el cual la dignidad no está en juego, el amor digno, el amor democrático, el amor justo, el amor que te hace crecer, que le hace bien a tu vida, ese amor, es un amor gratificante.
Pero eso no ocurre en toda la gente porque nos están educando con la idea de que el amor lo justifica todo, que el amor está por encima de los valores, por encima de los derechos humanos, que el amor es casi que Dios; Dios es amor, se dice. Entonces, cuando entramos en una relación con esas concepciones y mitos, entramos a la irracionalidad de renunciar a una relación cuando debe hacerse. ¿Y cuándo debo hacerlo? Cuando mi dignidad está en peligro.
Sin dudas hay formas insanas de amar pero, ¿Por qué a pesar del sufrimiento, cuesta tanto separarse y la gente se queda pegada, sufriendo?
Eso es una enfermedad, el pegante está en la enfermedad, en lo que llamamos la adicción afectiva. Son personas que se identifican con la fuente de placer o de seguridad que produce el amor porque tienen esquemas, tienen unas estructuras mentales que desde pequeños han ido evolucionando. La debilidad, por ejemplo, que lleva a pensar cosas como: necesito alguien más fuerte que se haga cargo de mí. O el miedo a no ser “queribles”, de tal manera que cuando me amen me voy a sentir que estoy tocando el cielo con las manos. Las personas que han sufrido de mucho abandono o rechazo en la vida, se apegan a la estabilidad afectiva. Se trata es de tomar conciencia de que se padece una enfermedad, que requiere ayuda profesional. Por eso digo que se ha subestimado un poco el tema del amor irracional o el amor patológico o enfermizo.
¿Cómo hace una mujer para lograr la libertad cuando el entorno invita a pedirle permiso al marido para actuar?
Se trata de hacer esa revolución afectiva de que hablamos. (…) Yo creo que la revolución femenina o feminista tuvo unos grandes avances en cuanto a reivindicaciones políticas, económicas y sociales; pero pienso que la revolución afectiva está en pañales, creo que todavía para la mujer sigue siend muy importante amar y ser amada, demasiado. Y en ese juego aparecen todos esos valores o antivalores sociales que funcionan como esquemas que la llevan a actuar de una manera casi automatizada; la idea de que la mujer es el pilar de la familia. ¿Por qué, no está también el hombre o los hijos mayores? Aceptar eso implica ser considerada como el último reducto rescatable de la humanidad, es morir con las botas puestas. Si tú eres el pilar de la familia, el último reducto moral, y la familia es la base de la sociedad, ¿cómo te vas a separar? ¿Cómo vas siquiera atreverte a decir que te provoca ir al cine?
Yo no necesito el amor para realizarme como ser humano, el amor no es necesariamente el valor más importante. O puede que a ratos lo sea, pero la justicia, por ejemplo, puede ser más importante que el amor en determinado momento.
¿Quiénes se van primero, ellas o ellos?
Ellas son más valientes. El 80% de los divorcios a nivel mundial son liderados por las mujeres. Al hombre lo sacan por la puerta y entra por la ventana, porque el hombre quiere tener. Cuando se separa, se separa de la muchacha de servicio, de los niños –ojo que eso no es fácil para un hombre-, de la almohada, del televisor. La mujer soporta mejor la soledad que el hombre. Cuando él se separa, busca casi que inmediatamente otra mujer.
Todo el mundo puede conseguir una pareja. Si es así, ¿por qué tanta soledad?
El alma gemela para mí es un invento de la nueva era, que afortunadamente no existe. No venimos listos de fábrica, somos piezas de rompecabezas distintos que tenemos que acomodarnos, entonces la pareja ideal no existe, empecemos por ahí. Para encontrar a alguien uno debe ser atrevido, si uno está en la casa sentado nadie te va a venir a golpear la puerta. Quizás uno deba salir, bajas los umbrales y exponerse. (…) Incrementar la probabilidad de encontrar a alguien. Entonces a mí me parece que si uno se convirtiera en una especie de kamikaze en el sentido afectivo, en donde le importara un rábano el rechazo, uno tendría la iniciativa para decir: “Tú me gustas ¿quieres salir conmigo?”, y les aseguro que después de cien va a hacer una o uno que diga que sí.
La soledad es distinta a la desolación. La soledad creo que es más soportable, quizás uno a veces elige la soledad, quizás uno quiere tener sus momentos especiales. La soledad elegida es espectacular, por eso creo que la soltería es una opción tan válida como el matrimonio.


Añadir esta página a tus sitios web favoritos Social Bookmarking
 
 
Cargando...



Banner