Si no puede ver la información haga click aquí
e Newsletter
 
 

Frase VIVA del día: "Conocer a los otros es inteligencia, conocerte a ti mismo es sabiduría" Tao Te Ching

 
1


LA HISTORIA DE CONNIE: Treinta y dos años; divorciada, con un hijo de once años
Extraído del libro Las Mujeres que Aman Demasiado
Robin Norwood

“Hay muchos hombres, dijo la Bella, que son peores monstruos que tú, y yo te prefiero a pesar de tu aspecto…”  La Bella y la Bestia

Antes de la terapia yo no podía recordar una sola cuestión por la que mis padres pelearan. Lo único que podía recordar era que peleaban constantemente. Todos los días, en todas las comidas, casi a cada minuto. Se criticaban, estaban en desacuerdo y se insultaban, mientras mi hermano y yo mirábamos. Papá se quedaba en su trabajo, o donde fuera, todo el tiempo que podía, pero tarde o temprano tenía que volver a casa, y entonces todo empezaba otra vez. Mi rol en todo esto era, en primer lugar, fingir que no pasaba nada malo, y segundo, tratar de distraer a uno de ellos o a ambos entreteniéndolos. Yo sacudía la cabeza, les mostraba una amplia sonrisa y hacía un chiste o cualquier tontería que se me ocurriera para captar su atención. En realidad, por adentro estaba muerta de miedo, pero el miedo me impedía actuar con sensatez. Por eso hacía payasadas y chistes, y pronto el ser simpática se convirtió en un trabajo de tiempo completo. Practiqué tanto en casa que después de un tiempo empecé a actuar así también en otros lugares. Siempre mejoraba mi actuación. Básicamente, consistía en esto: si había algo malo lo ignoraba, y al mismo tiempo trataba de disimularlo. Esta última oración resume lo que sucedió en mi matrimonio.

Conocí a Kenneth junto a la piscina de mi apartamento a los veinte años. Estaba muy bronceado, y era muy apuesto. El hecho de que, poco después de conocerme, tuviese suficiente interés como para querer vivir conmigo me hizo sentir que nos esperaba un gran futuro. Además, él era tan alegre como yo, así que pensé que teníamos todos los ingredientes para ser felices juntos. continua...
 

1
 

 

PERDIDA DEL APETITO SEXUAL O LIBIDO
Alejandro Segebre

Es lo que comúnmente se conoce como apatía sexual o pérdida del deseo o ganas de tener relaciones sexuales. Dicho en otras palabras, es la perdida de esa cosquilla que sienten muchas personas allá abajo.

Este problema se puede presentar en hombres y mujeres y se le puede llamar impotencia sexual de una manera más generalizada ya que si un hombre no tiene la capacidad de tener una erección no significa que tiene pérdida del apetito sexual.

No hay que confundir entonces dificultad en la erección con  la pérdida del apetito sexual  ya que la erección del pene tiene que ver más con la llegada del flujo de sangre a sus cuerpos cavernosos que con el apetito sexual. El apetito sexual tiene que ver realmente con los niveles de hormonas sexuales (testosterona en hombres y estrógenos en mujer). continua...

TRES DEBILIDADES MASCULINAS

LA DIFERENCIA ENTRE ELLOS (MILLONARIOS) Y TU

LA ORACION: OTRA ETAPA EN EL AMOR

ENAMORAMIENTO

El Secreto (La Ley de la Atracción)

El Cambio (Autoayuda)

Usted Puede Sanar su Vida (Autoayuda)

Las Siete Leyes Espirituales del Exito

Crea tu Día (Física Cuántica)

Conversaciones con Dios (Espiritual)

 

 
 
   
   
No recibir más correos [SUBSCRIPTIONS] Enviar este correo a un amigo
Me enviaron éste correo y quiero registrarme