e Newsletter
.
1
EFECTOS DE LOS SABORES EN TU ORGANISMO
(Dr. Alejandro Segebre)
 
 
 
 
El uso clínico nutricional de los sabores de la comida nos ofrece un punto importante para entender las propiedades del alimento y la energía de cada órgano que es regulado por un sabor determinado, existen 5 sabores que son el ácido, el amargo, el dulce, el picante y el salado.
 
 
 
El ACIDO detiene hemorragias y sudoraciones excesivas. El sabor ácido causa contracción, es astringente, une lo disperso y su movimiento cohesivo reduce la tendencia expansiva del hígado.
 
El efecto astringente del sabor ácido revierte la perdida de fluidos y energía mientras que afirma los tejidos. Adicionalmente, el sabor ácido se usa para la sudoración excesiva, hemorragias, por lo tanto sirve para menstruaciones abundantes, hemorroides, prolapso uterino, piel flácida y colgante. El sabor ácido regula en el intestino delgado los efectos de una comida grasosa y condimentada, ya que actúa disolviendo grasas y proteínas.
 
El AMARGO remueve calor y flema, hace que la energía descienda y cause contracción, extingue el fuego del corazón, baja la temperatura y tiene un efecto purgante. Lo amargo sirve para reducir inflamaciones, bajar colesterol, bajar presión arterial e infecciones. Entre las enfermedades que puede tratar asociadas a la humedad y la flema están los forúnculos, abscesos, erupciones en la piel, tumores, quistes, obesidad e hinchazón (edema).
 
La flema y la humedad son causadas por el consumo de leche, queso, yogurt, azucares refinadas y grasas como mantequillas, margarinas, mayonesas y grasas hidrogenadas. El mejor ejemplo es el apio, el diente de león, manzanilla, valeriana, equinacea, estevia, alfalfa, lechuga romana y centeno.
 
El DULCE armoniza y tonifica. Lo dulce es tónico, calmante fortifica al paciente delgado y débil. Lo dulce edifica tejidos y fortalece condiciones de deficiencia, adicionalmente el sabor dulce equilibra los otros sabores, donde hay diferentes sabores.
 
Lo dulce agrupa a todos en una integración coherente y unificada. Este sabor tiene la propiedad de relajar el cerebro y los nervios. Ejemplo: los granos (alverjas, garbanzos, frijoles, lentejas) arroz, papa, yuca, ñame, ahuyama, frutas, carnes, semillas y vegetales.
 
El PICANTE promueve circulación dispersa y expande. Lo picante dispersa la congestión de flema en particular de las vías respiratorias, por eso la mayoría de remedios para el pulmón son picante como por ejemplo: el ajo, la cebolla, el jengibre, el rábano y la pimienta.
 
Este sabor estimula la circulación y la digestión. Dispersa la flema causada por comidas formadoras de moco como los lácteos y dulces. Lo picante también induce la transpiración por la piel necesaria durante una gripa para eliminar la fiebre.
 
El SALADO suaviza las masas y bultos. El sabor salado se utiliza para suavizar nódulos linfáticos endurecidos, rigidez de músculos y tendones, mejora la digestión y desintoxica el cuerpo. Igualmente lo salado mueve la energía hacia abajo y hacia adentro, purga los intestinos y reduce el embotamiento abdominal. 


 

1
Your Subscription:
[SUBSCRIPTIONS]