Si no puede ver la información haga click aquí
Para asegurar la entrega de estos emails en su buzón de entrada, agregue el email info@vivaorganicstore.com a su libreta de direcciones.

HUMILDAD NO ES POBREZA: La humildad es objetividad. Saber quienes somos, es decir, cuáles son nuestras fuerzas generadoras de poder y cuáles son nuestras debilidades y carencias. Es también, actuar de acuerdo con estos límites. Y es, finalmente, mostrarnos tal y como somos, sin vanidad, sin rebajar a los otros, sin compararnos para decir que somos mejores, sin tratarlos con desprecio.
Conformarse con ser pobre, en un sentido amplio de la palabra, sin haberse esforzado lo suficiente para superar la escasez, es una actitud misérrima. Más despreciable aún es la ufanía de ser humilde en estas condiciones. Crecer, prosperar, y compartir la grandeza y la bonanza, es el llamado de Dios. De esta manera agradecemos al Señor el talento que nos ha regalado. Entonces, sí, seamos humildes.
El verdadero mérito radica en ser humilde en medio de la abundancia y ser modesto en la grandeza. Modestia es evitar decir ante las demás personas aquellas cosas que puedan despertar envidia o autoconmiseración. Pero posar de humilde cuando nada soy y nada tengo, no tiene gracia, es una condición obligada. Nadie, ni siquiera uno mismo creerá en la farsa. En el fondo de su corazón, cada cual sabe que no es más que uno de tantos cobardes cuya mansedumbre es un señuelo para obtener reconocimiento externo.
María Cecilia Betancur

EL CONFLICTO Y LA CONGRUENCIA
Tomado del libro Introducción a la PNL
OÇONNOR & SEYMOUR

Todos vivimos en el mismo mundo, y como hacemos modelos distintos de él, entramos en conflicto. Dos personas pueden mirar el mismo hecho, escuchar las mismas palabras y darle una interpretación completamente diferente. De estos modelos e interpretaciones obtenemos la rica pluralidad de valores humanos, políticos, religiosos, intereses y motivaciones. 

Algunas de las partes más importantes de nuestro mapa [son las creencias y los valores que configuran nuestras vidas y le dan sentido; gobiernan lo que hacemos y pueden hacernos entrar en conflicto con otros. Los valores definen lo que [es importante para nosotros; el conflicto empieza cuando insistimos en que lo que es importante para nosotros debe ser importante para otros. A veces, nuestros propios valores coexisten con dificultad y tenemos que tomar decisiones difíciles. ¿Debo mentir por un amigo? ¿Debo coger un trabajo aburrido porque está mejor pagado, u otro que me iría mejor pero peor pagado?

Diferentes partes de nosotros encierran valores distintos, siguen intereses diferentes, tienen intenciones distintas y, por ello, entran en conflicto. Nuestra capacidad para alcanzar un objetivo se ve radicalmente afectada por cómo reconciliamos y manejamos con imaginación las distintas partes de nuestra identidad. Es raro poder ir de todo corazón o de manera totalmente congruente hacia un objetivo, y cuanto mayor sea éste, más partes de nosotros entrarán en juego y más posibilidad habrá de tener intereses encontrados. Continua...

EL PODER PERSONAL ES NECESARIO PARA LA SALUD
Tomado del libro Anatomía del Espíritu
Caroline Myss

Un día Norm me llamó para que hiciera la evaluación de una mujer que sufría de depresión y de dolores en el cuello y la parte inferior de la espalda. También quería saber si la beneficiarían diversos tratamientos electromagnéticos. «De ninguna manera —contesté yo—. No tiene el poder sufi¬ciente en su organismo para que esos aparatos le resulten be-neficiosos.» Esa era la primera vez que yo hacía un comentario sobre el poder de una persona para sanar. Norm me pidió que se lo explicara más, y sólo entonces caí en la cuenta de lo que acababa de decir. De pronto tuve una percepción totalmen¬te distinta del sistema energético humano como expresión del poder personal.

Le expliqué que las actitudes de esa mujer habían sido la causa de que perdiera poder en su vida. Se sentía incapaz, siempre buscaba aprobación, y tenía un enorme miedo de estar sola. Su estima propia se basaba solamente en su capa¬cidad para dominar a los demás, principalmente a sus hijos. Sus temores y su incapacidad eran como un agujero negro, hacia el cual atraía a todas las personas, sobre todo a sus hi¬jos, para finalmente aplastarlos. Continuamente los critica¬ba con el fin de que continuaran dependiendo de ella, ya que a los hijos débiles les resulta difícil abandonar el nido. En¬contraba defectos en todo lo que hacían, ya fueran cosas relacionadas con los estudios o con los deportes, porque no podía arriesgarse a capacitarlos con apoyo emocional. Dado que dominar a los demás le consumía una enorme cantidad de energía y que jamás se sentía al mando, vivía agotada. Su dolor crónico también era consecuencia de su Incapacidad para dominar a otros. Cuando llegó a la consulta de Norm parecía derrotada. Continua...

 

    NI CONTIGO NI SIN TI?
Walter Riso
LA RESPIRACION
Daniel Reid
  

BILINGÜISMO COMO NUNCA ANTES 
Alfredo Cure

EL MAGNESIO Y SUS CONEXIONES
Alejandro Segebre
AUTOEFICACIA
Walter Riso
LA MUJER Y LA VIDA MODERNA
Marcus Buckingham
  LOS CUATRO CANALES DE LA COMUNICACION DIVINA
Doreen Virtue
ANATOMIA DE LA ENERGIA
Caroline Myss
 
FENG SHUI EN LA COCINA
Rosa Riubo
La Comida Importa
Charlotte Gerson
   
   
No recibir más correos [SUBSCRIPTIONS] Enviar este correo a un amigo
Me enviaron éste correo y quiero registrarme
 
Este e-mail no podrá ser considerado SPAM mientras incluya una forma de ser removido.