e Newsletter
.
1
VIBRACION
Extraído del libro Metafísica 4en1 (Conny Méndez)
El diccionario define la palabra “vibración” como un temblor rápido. La mayoría cree que sólo el sonido produce vibración. Todo vibra.
La vibración es medida por su velocidad, o sea por el numero de oscilaciones que ocurren en un segundo de tiempo y la manera de expresarlo es: “Esta vibración tiene una frecuencia de (numero)”. O sea, “Esto vibra a tal frecuencia”.
Entre los colores, el Blanco, que es la reunión de todos los colores vistos en la luz, es el que vibra a más alta frecuencia. El Negro es también la reunión de todos los colores, pero vistos a la sombre; y tiene la frecuencia más baja de todas, o sea cero frecuencia, para nuestro entender.
Los pensamientos emiten vibraciones que parten en todas direcciones, tal como las ondas que se forman en el agua cuando ésta le cae una piedra; y tiene color. Los pensamientos negativos son sombríos y por lo tanto vibran a bajas frecuencias. La gente los llama “pensamientos negros”, con razón. Los pensamientos positivos son luminosos, y a medida que se acercan a la Verdad, van siendo más y más luminosos, hasta que llegan a ser radiantes cuando expresan la Verdad Absoluta que es Dios. CONTINUA...
**************************************************
LA DIGESTION
Extraído del Libro La Enfermedad como camino
 
Antes de ocuparnos más detenidamente de los problemas que pueden presentarse durante la digestión, es conveniente considerar el simbolismo de la nutrición. Por los alimentos y comidas que prefiere cada cual pueden descubrirse muchas cosas (dime lo que comes y te diré quién eres). Será un buen ejercicio aguzar la mirada y la mente, de manera que, incluso en los procesos más habituales y rutinarios, podamos descubrir las relaciones –nunca fortuitas- que hay detrás de los fenómenos aparentes. Si a una persona le apetece algo determinado, ello expresa una preferencia y nos da un indicio sobre la personalidad del individuo. Cuando algo –no le apetece-, esta aversión es tan reveladora como una respuesta a un test psicológico. El hambre se mueve por el afán de posesión, deseo de absorción, por una cierta codicia. Comer es satisfacer el deseo por medio de la ingestión, integración y asimilación.
El que tiene hambre de cariño y no puede saciarla, manifiesta este afán en el aspecto corporal en forma de hambre de golosinas. El hambre de golosinas siempre expresa un hambre de cariño no saciada. Queda patente el doble significado que se atribuye a lo dulce: cuando de una chica guapa decimos que es un bombón y que está para comérsela. El amor y lo dulce tienen una estrecha relación. El deseo de golosinas en los niños es claro indicio de que no se sienten lo bastante amados. CONTINUA....
**********************************************
Más Artículos:


 

1
Your Subscription:
[SUBSCRIPTIONS]