e Newsletter
 
1

PREJUICIO: UN MONSTRUO DE TRES CABEZAS
Extraído del Libro El Poder del Pensamiento Flexible
Walter Riso
 

Supongamos que alguien muestra una evidente hostilidad contra los gitanos (aclaro que no tengo nada contra ellos y que sólo es un ejemplo): no los quiere, le molesta profundamente verlos o encontrárselos en la calle y que además piensa que son sucios, ladrones y vagos. También está convencido de que deberían vivir en guetos o en áreas suburbanas delimitadas por muros y alambradas. Su aprendizaje social estuvo marcado por una educación bastante xenofóbica (fobia a los extranjeros) y etnocéntrica. Las instrucciones familiares eran: “No te juntes con ellos”. “Cuidado que son peligrosos”. “Ellos son distintos”. “Nosotros somos de otra cuna”. “Son paganos”. “Practican magia negra”, y cosas por el estilo. Con el transcurrir de los años, nuestro personaje ha creado tres estructuras mentales o esquemas interactuantes que conforman el monstruo interpersonal prejuicioso:

1. Un estereotipo infundado: “Los gitanos son ladrones y con poderes extraños”. Una creencia irracional que no tiene más fundamento que la habladuría. Vale la pena destacar que no todos los estereotipos son simplificaciones arbitrarias; algunas generalizaciones, tienen fundamento y nos sirven para agilizar la toma de decisión (ej. Los japoneses son ceremoniales, los intelectuales son buenos lectores, los introvertidos evitan la estimulación muy fuerte).  El problema ocurre cuando se nos va la mano y extendemos más allá de lo razonable algunos rasgos y sobregeneralizamos (ej. Los viejos son débiles, los jóvenes son irresponsables, los negros son violentos, las mujeres no saben manejar). Existe toda una tipología discriminatoria creada por la cultura que trasmitimos en los procesos educativos. MÁS...

***************************************************************************

CURA LIMPIADORA DE CELULITIS
Extraído del libro Desintoxícate
Santiago Rojas Posada

La celulitis es la manifestación de la forma en que se estructura la grasa debajo de la piel. Cuando las células grasas aumentan su tamaño, tiran los anclajes que tienen y se forma la denominada celulitis o piel de naranja, particularmente en la zona de los muslos. A veces, hay una celulitis más dura que se conoce como lipederma. No solo es una acumulación de grasa, sino también de agua y toxinas. Además, hay un componente hormonal; por eso, con la menstruación, la celulitis aumenta más por las retenciones de líquidos premenstruales. De ahí que afecte también a las mujeres delgadas.

La dieta “anticelulítica” deber ser, por tanto, calóricamente baja y diurética para ser más efectiva, ya que debe ayudar a eliminar los excesos de grasas en la alimentación, pero también los de líquido retenido y, con ello, también las toxinas. MÁS...

***************************************************************************

OTROS ARTICULOS

CURA DESINTOXICANTE

TRES TIPOS DE MENTE…DESCUBRE EL TUYO

HASTA DÓNDE DEBEMOS AMAR?

LA TOXICIDAD MENTAL Y EMOCIONAL
 

1
e Newsletter
Tu Suscripción:
[SUBSCRIPTIONS]